Domingo 02.10.2022
Actualizado hace 10min.

Mariano Cáceres afirmó que el aumento de tasas para plazos fijos "fueron tomadas positivamente por el mercado"

Las nuevas medidas económicas del Gobierno han generado una baja en el dólar blue en los últimos días.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Como respuesta a la crisis económica que se producen a partir de la suba de los tipos de cambios paralelos del dólar, tanto en el informal como en los financieros y la importante suba en la inflación que se prevé para julio, el Banco Central se adelantó esta vez y dispuso una serie de medidas que parecen haber sido tomadas positivamente por el mercado.

Dame Noticias hablo con el magíster en Finanzas, Mariano Cáceres, quien nos detalló cómo fueron recibidas estas nuevas disposiciones y qué impacto tendrán en la economía argentina.

"El Banco Central decidió adelantar sus decisiones de política monetaria que generalmente se daban el día posterior al dato de inflación. Es decir que esta vez, se anticipó al dato de julio, subiendo las tasas. Esta suba, primero en Leliq, que son instrumentos para la administración de la liquidez de los bancos subió del 50% al 60%. Por su parte, cómo estrategia para tratar de que exista una tasa real positiva que supere a la inflación, hicieron lo respectivo con la tasa mínima garantizada para plazos fijos, acá dividiéndose para personas humanas a un 61% y el resto, es decir personas jurídicas e institucionales, entorno al 54%".

Según el profesional, la tasa de plazos fijos es efectiva por ganarle al índice de inflación y es una medida que eventualmente es tomada por el mercado como positiva.

"Incluso, el día miércoles hubo una licitación muy grande del Tesoro, en donde sorprendió convalidando una tasa nominal del 70%, es decir, superior a estas tasas que ha subido por su parte el Banco Central", agregó.

Cáceres afirmó que estas medidas sirven para frenar las escaladas en los tipos de cambio, como se ha visto reflejado tanto en la jornada de ayer como en la de hoy en los dólares informales y financieros. Las disposiciones tienen el objetivo de atacar la crisis y es algo de lo que se venía pidiendo por los actores del mercado.

Pese al alivio generado por las nuevas políticas, el magíster advirtió lo siguiente:

"Lo que debería controlarse y tenerse en cuenta es lo relativo a la tasa de crédito, porque si bien estas medidas sirven para frenar la corrida cambiaria y combatir la inflación, dentro de lo que nos pidió el FMI, puede tener un efecto recesivo en el mediano plazo".