Jueves 07.07.2022
Actualizado hace 10min.

Madre e hijo fueron hospitalizado tras intoxicarse con monóxido de carbono

La mujer de 35 años y su hijo de 8 fueron dejados en observación, pero se encuentran fuera de peligro.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Durante la madrugada de este sábado, una madre de 35 años y su hijo de 8 se descompensaron y fueron hospitalizados tras intoxicarse con monóxido de carbono. Todo ocurrió en el barrio Manantiales, Capital.

En el lugar se entrevistó a la Sra. Rodriguez de 35 años, quien manifiesta que se siente descompuesta como así también su hijo de 8 años, alega que podría ser intoxicación. Se hizo presente personal de EM 107, quienes trasladan a ambas personas al hospital Rawson, donde fueron asistidos y diagnosticados que presentan intoxicación, producido por aspirar monóxido de carbono.

Ambos terminaron en observación y fuera de peligro.

¿Cómo prevenir un accidente por inhalación de monóxido de carbono?

1- En lugares cerrados, mantené siempre una ventana abierta.

2- Revisá una vez por año los artefactos de combustión de tu casa con un gasista matriculado. Hacelo preferentemente durante el invierno, cuando más se utilizan estos artefactos.

3- Chequeá que la llama de gas sea azul. Si es amarilla o anaranjada, puede haber presencia de monóxido de carbono.

4- Limpiá las hornallas para que los alimentos no obstruyan los quemadores y generen una mala combustión.

5- Si tenés red de gas natural, en las habitaciones las estufas deben ser de tiro balanceado.

6- Si usás gas envasado, como garrafa o cilindro, la ventilación de la habitación debe estar a la altura de los pies.

7- No instales calefones o estufas en baños o espacios cerrados.

8- Si tenés un detector de monóxido de carbono instalado, chequeá que siempre esté activo.

¿Qué es el monóxido de carbono?

Es un gas altamente tóxico para las personas y los animales, que se genera por combustiones deficientes de sustancias como gas, gasolina, queroseno o carbón.
Es sumamente peligroso porque es casi imperceptible: no tiene color, olor ni sabor y no irrita las mucosas.

¿Por qué es tan tóxico?

Porque ingresa a la sangre a través de los pulmones y reduce la cantidad de oxígeno que llega a los órganos vitales como el cerebro y el corazón. Esto puede provocar intoxicaciones graves, incluso la muerte.