Jueves 07.07.2022
Actualizado hace 10min.

Tal como el COVID-19, la viruela del mono también podría transmitirse por el aire

Ya hay más de 1.000 casos en 27 países fuera de África. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

La viruela del mono o símica se detectó por primera vez en seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congo en un niño de nueve años. Durante décadas, la infección ha afectado cada vez más a personas que residen en África central y occidental. Pero desde mayo pasado, se detectado un brote que se desarrolla en países no endémicos para la enfermedad: ya se han notificado 1.109 casos de viruela del mono en 28 países, según el sitio OurWorldInData, que compila la información de autoridades sanitarias nacionales.

Si bien no sería la vía principal, el virus de la viruela del mono también puede transmitirse a través de pequeños aerosoles que están en el aire a partir de la exhalación de pacientes como ocurre con el coronavirus que causa la enfermedad COVID-19. Por eso, expertos en infectología y virología consideran que el barbijo debe usarse como precaución para ambas enfermedades hoy.

Muchos de los casos de pacientes con viruela del mono en el pasado se habían contagiado a partir del contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados, como ardillas o monos, entre otros. También se sabe que la transmisión del virus de la viruela símica de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente. Pero ahora se considera que la transmisión el virus de la viruela por el aire también es posible, aunque a una distancia corta.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, “la viruela del mono se propaga entre las personas principalmente a través del contacto directo con llagas infecciosas, costras o fluídos corporales. También puede propagarse a través de las secreciones respiratorias durante el contacto prolongado cara a cara”.

También en su página web, los CDC informan que “la viruela del mono puede propagarse durante el contacto íntimo entre personas, incluso durante las relaciones sexuales, así como en actividades como besar, abrazar o tocar partes del cuerpo con llagas de viruela del mono. En este momento, no se sabe si la viruela del mono puede propagarse a través del semen o de los fluidos vaginales”.

Pero con respecto a las recomendaciones de prevención, los expertos de los CDC habían aconsejado usar mascarilla o barbijo a los viajeros que desearan protegerse contra la viruela del mono. Este lunes, eliminó la recomendación. “El C.D.C. eliminó la recomendación de la máscara del aviso sanitario sobre la viruela del mono porque causaba confusión”, dijo la agencia en un comunicado el martes. Sin embargo, la agencia sigue diciendo que en los países donde se está propagando la viruela del mono, las personas que comparten el hogar, los contactos estrechos de pacientes con la enfermedad y los trabajadores de la salud deben considerar el uso de barbijos.

En 2017 se produjo un brote de viruela del mono en Nigeria: se observaron casos de transmisión dentro de una prisión y se registraron infecciones en dos trabajadores sanitarios que no habían tenido contacto directo con los pacientes. También hay evidencia de que una mujer embarazada puede transmitir el virus de la viruela del mono al feto. Se hizo un estudio observacional de 216 pacientes en la República Democrática del Congo. Se encontró que cuatro de cada cinco mujeres embarazadas tuvieron abortos, y los investigadores encontraron que al virus de la viruela del mono y lesiones en los fetos.

Fuente: Infobae