Martes 17.05.2022
Actualizado hace 10min.

Ruth Chacon, la sanjuanina que se mudó a Estados Unidos en busca de mayor estabilidad

La joven de 33 años, pionera la práctica de Zumba en San Juan, tomó la decisión de cambiar de vida junto a su familia y viajar por nuevos proyectos a Norteamérica.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Dame Noticiastuvo el placer de charlar con Ruth Chacon, una sanjuanina que actualmente reside junto a su familia en la ciudad de Vineyard, Utah. Ella supo ser de las primeras en traer Zumba a la provincia, disciplina en la que tuvo muchísimo éxito, llenando su gimnasio con cientos de personas que disfrutaban al máximo de la energía que se desprendía de sus clases. 

Desde el 17 de marzo de este año, junto a su esposo Matías Ortiz y su hijo Jordi, llegó a Estados Unidos con la ilusión de comenzar una nueva vida en la que la tranquilidad y la estabilidad sean los pilares de ese camino.

En primer lugar, Ruth nos contó como fue transitando el gran cambio que es mudarse a otro país y así lo relataba:

"Vivir afuera del país de origen de uno siempre va a provocar un shock emocional. De hecho cuando llegué, empecé a transitar por varios procesos emocionales. Mi esposo llegó y empezó a trabajar, pero yo de estar con tres trabajos en Argentina, como profesora de educación física, dar clases en el gimnasio y ser representante de Nu Skin, comencé a pasar por un duelo migratorio, que nos pasa a todos los que migramos a un país extranjero. Investigué que dentro de ese mismo duelo hay siete duelos, como son el duelo por la cultura, el duelo por el idioma, el duelo por los amigos y familiares, entre varios más. Descubrí que esto es recurrente y que nunca termina porque uno recuerda en las visitas o charlas y vuelve a tener ese dolor o esa angustia de haberse alejado, pero es como que lo vas sobrellevando".

En cuanto a las razones de su viaje, la sanjuanina nos reveló cómo se fueron dando las cosas que la llevaron a tomar la decisión junto a su familia.

"Para nosotros como familia era algo pendiente hace muchos años. Yo visité Estados Unidos para capacitarme en Zumba y estuve en contacto con muchas personas del exterior que también habían viajado a San Juan. Ellos nos propusieron y nos invitaban a que viviéramos la experiencia de residir afuera. Mi esposo quería salir del país hacía un tiempo, cerca de 4 años atrás. Él me pedía que lo intentáramos, que viviéramos la experiencia. En San Juan teníamos la vida 'hecha' como por así decirlo y de pronto vino la pandemia y nos dimos cuenta que la vida nunca está hecha. La vida uno la hace y nunca se sabe que va a pasar. Así que decidimos emprender esta aventura. Somos muy creyentes, así que bajo mucha oración, horas de investigación y comunicación, pusimos todo en marcha. Algo así requiere que uno venga preparado para saber a lo que se va a enfrentar.

"En Argentina teníamos 5 trabajos en nuestro hogar. Había un estrés emocional, un estrés que el argentino vive de por sí por el país, porque no es ningún secreto que hay una inestabilidad constante. Uno tiene que reinventarse y ser resiliente todo el tiempo. Amamos Argentina, pero había mucho desgaste emocional y físico. En la búsqueda del crecimiento personal, queríamos ver si había otra tranquilidad y de hecho la hay. Ahora Estados Unidos está sufriendo una 'crisis económica', se quejan porque subió tres centavos la nafta. Es un país tan estable que si pasan estas cosas las denominan como crisis y nosotros como argentinos que realmente hemos vivido eso podemos pensar que eso no es nada", agregó.

Ruth fue una referentes de Zumba en la provincia. En este nuevo camino, proyecta llevar toda su experiencia y energía a Norteamérica.

"Zumba no solo cambió mi vida sino la de muchas personas. Yo agradezco mucho haber conocido esa disciplina. La conocí en Guatemala cuando estaba sirviendo a una misión. Cuando llegué a Argentina no existía, no estaba, entonces espere un año para poder tomar el curso y comenzar a dar clases. Me pasó qué pude unir mis dos pasiones: mi profesión de educación física y mi profesión en la danza. Fue el combo perfecto, es la explosión de endorfinas más grande que hay. Acá en Utah hice audiciones y presenté mi currículum solamente en un gimnasio. Me tomaron como 3 entrevistas y es como 'basta', solo quiero dar clases. He ido a muchas de acá pero me falta esa energía que recibo de la gente cuando yo las doy. Es recíproco, yo doy y ellos me dan, pero yo siento que recibía mucho más de ellos".

Respecto al idioma y al gran cambio que ello representa, la joven nos detalló como se ha ido gestando el proceso de hablar con otra lengua totalmente distinta.

"La meta inicial de la familia es hablar el idioma con fluidez y sin ningún problema. Mi esposo entra ahora a una escuela privada y yo recién en agosto. De saber inglés, no sabemos nada (risas). La fluidez, la rapidez, el acento, todo cambia cuando te enseñan en la escuela o en un instituto".

Acerca de sus trabajos y proyectos en su nuevo hogar, Ruth junto a su marido se ilusionan en encarar nuevos objetivos para sostenerse y seguir progresando.

"Tenemos varios proyectos interesantes que no tienen mucho que ver con lo que hacíamos antes, pero tiene que ver con el emprender y tener negocios. Yo por ahora estoy dando clases personalizadas a gente de acá que me pidió. Mi esposo está trabajando de lleno en una empresa, pero a su vez tiene una página de hipopresivos, para recuperación post parto, algo de lo que no hay mucha información de lo que podemos prevenir. El sitio web es https://hipopresivosmatiasortiz.com. Él hizo su página, la gente se puede inscribir y ver todos los contenidos que tiene. Por mi parte sigo vendiendo en Nu Skin, representando a la marca. Desde EE.UU puedo vender a 54 países. En Argentina vendo un montón, obviamente ahí tengo mi clientela más grande así que seguimos con eso, con ganas de arrancar con los proyectos que tenemos pensados".

Por último, al ser consultada si hace complicada la lejanía y si volvería al país, la sanjuanina nos dijo lo siguiente:

"Creo que uno se desprende un poco de todo. Yo intento decir que no he dejado nada atrás. Intento estar lo más presente posible con mis amigos y mi familia. Me pasa que extraño mucho en algunos días específicos, pero siento cerca a las personas que amo. No es dejar atrás sino separarte físicamente por un tiempo. Nosotros estamos abiertos a decir 'bueno no nos la bancamos más o nos fue mal o no era lo que esperábamos'. Quizás puede ser que sea lo que esperábamos económicamente, pero no en lo emocional, entonces no tendríamos ningún problema en regresar. Lo hemos hablado y lo vivimos así, con la libertad de elegir de quedarnos o volver".

Si querés conocer más sobre Ruth, podes seguirla en su cuenta de Instagram, dónde sube contenido diariamente sobre rutinas de ejercicio y de cuidado de la piel. Su perfil es @ruth_chacon_