Viernes 01.07.2022
Actualizado hace 10min.

Sabrina Garciarena habló de la maternidad real

La actriz, protagonista de Madres, se refirió a su forma de criar y además no descartó tener un cuarto hijo con su pareja, el periodista Germán Paoloski.

 
Imagen archivo
COMPARTÍ ESTA NOTA

Mamá de León (8), Beltrán (5) y Mía (2), Sabrina Garciarena habló sobre su forma de criar y dijo que no descarta la posibilidad de tener un hijo más con su pareja, el periodista Germán Paoloski. Además, se refirió a la maternidad real, la que no aparece en las tapas de revistas, y reveló que duerme poco, lo que muchas veces afecta a su paciencia.

Ella es una de las protagonistas de la obra Madres, en el Paseo la Plaza, con Anita Martínez, Viviana Puerta y Flor Otero, una obra que, como ella misma dice, se asemeja a lo que la pasa a las mamá de verdad: “Lo que me pasa no está muy lejos lo que contamos en el escenario de lo que nos pasa a nosotras en nuestras vidas cotidianas”.

“Mi personaje es una mamá primeriza que cree en la maternidad romántica y a mí me pasaba también con León, que fue mi primer hijo y también estaba parada en ese lugar”, recordó en el ciclo radial Detrás de escena por AM 540 sobre cómo se sintió hace casi una década. Sobre cómo es ella como mamá, dijo: “Muy presente, leo mucho y me preparo para darle lo mejor a mis hijos. Además, tuve padres muy cariñosos, entonces les doy lo mejor posible aunque sé que cuando sean adolescentes me van a reprochar mil cosas”.

“Si me tengo que autodefinir, no soy una mamá práctica. Hago todo con amor pero llevo tres embarazos con tres bebés que no duermen nunca hasta que tienen 3 o 4 años”, relató y sorprendió: “En ese sentido, vivo una tortura pero por otro lado no concibo otra manera de maternar. Es lo que ellos me demuestran que necesitan. No trato de acoplarlos a mi mundo sino yo adaptarme a lo que percibo que ellos necesitan. No sé si está bien pero sí te digo que vivo muy cansada y eso repercute en la paciencia”.

Sobre cómo eso repercute en la vida de pareja, dijo que su marido “trabaja mucho y se pasa mucho tiempo fuera de casa y que eso lo hace “más llevadero”: “Él puede dormir y yo lo intento pero bueno, son etapas. Esta mañana, por ejemplo, que dejé a los tres en el jardín, fuimos a desayunar juntos con Ger y tenemos nuestros momentos. Los sábados salimos juntos y siento que somos más novios que marido y mujer. Me divierte que sea así y no estar todo el día pegados”.

Además, contó que les gustaría convertirse en padres nuevamente: “Te soy sincera: no creo que me anime pero me encantaría uno más. A veces lo hablo con Germán y él una vez me dijo que estaba loca pero el otro día cambió de opinión y me respondió. ´Bueno, pensémoslo´. No me dice un no rotundo y así estamos bien”.

El año pasado en diálogo con Teleshow además, había contado que por lo seguido que fueron sus embarazos, estuvo siete años amamantando ininterrumpidamente. “Nunca deje de dar desde que nació León, que tiene siete años, les di hasta casi los tres años a cada uno. La maternidad me pegó así, siempre fui aventurera, iba de viaje por todos lados, pero desde que soy mamá tengo un apego... no soy la misma de antes, soy muy de tenerlos conmigo y así es como percibo la maternidad. Yo soy una, como madre soy otra. Ojo, antes de la pandemia me fui a España a trabajar y me encantó pero como mamá me pasa que necesito cuidarlos”, contó.

A su vez, había contado que la última década, desde poco antes de convertirse en madre, pasó “como un suspiro”: “El tiempo se pasa rápido y trato de disfrutar todo lo que puedo”.

Fuente: Teleshow