Martes 05.07.2022
Actualizado hace 10min.

Fue condenado tras golpear y amenazar a su ex pareja estando drogado

El sujeto fue denunciado en varias ocasiones y hoy fue sentenciado a prisión.

 
Imagen ilustrativa.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Este miércoles, Juan Gabriel Carrizo fue condenado a un año de prisión efectiva tras haber golpeado y amenazado de muerte a su ex pareja. El violento recibió una unificación de penas, mediante un juicio abreviado del Sistema Acusatorio provincial.

Según fuentes judiciales, la víctima estuvo en pareja durante cinco años con el agresor,  con el que tuvo dos hijos en común. El pasado 20 de marzo, ambos se encontraban en su casa junto a dos personas más. Durante ese encuentro, la mujer fue al baño y sorprendió al imputado consumiendo cocaína.

Al ser descubierto, el sujeto esperó hasta que se fuera su hermano y le dijo a la denunciante "quiero que te vas de mi casa". Empezó a sacarle sus pertenencias, le tiró la ropa a la calle y cuando la damnificada se volvió para buscar a sus hijos, el hombre la tomó con fuerza del cuello. Sin embargo, ella pudo escaparse y se subió al auto de un amigo que pasaba por el lugar.

Tiempo después, más precisamente el 15 de abril, alrededor de las 16, la víctima recibió un mensaje de Carrizo en su teléfono celular, donde le informaba que ya había sacado sus pertenencias de la casa para que ella se reubicara allí. Al llegar, la mujer lo encontró sentado adentro de la casa y al verla le comenzó a decir “sos una p..., una prostituta, usás a mis hijos como almohada”.

En ese momento la tomó con fuerza del cuello y le dijo: “vos llamás a la Policía y yo te mato”. Precisamente ese día Carrizo se enteró que la víctima estaba embarazada, tomando conocimiento que el bebé no es de él, a lo cual le dijo: “no vas a tener a ese hijo porque no es mío" y le volvió a repetir que la iba a matar.

En la denuncia, la mujer también dijo que el hombre estaba borracho y drogado en ese momento, y que cuando llegó el móvil policial se fue a la casa de su padre que vive al costado de su casa, siendo aprehendido allí.