Martes 24.05.2022
Actualizado hace 10min.

Inflación: qué se podía comprar con $1.000 hace tres meses

La pérdida de poder adquisitivo durante el primer cuatrimestre del 2022 no se frena.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La inflación acumulada de este año es de 16,1%, de acuerdo con los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), con un índice interanual del 55,1%. La pérdida de poder adquisitivo de los argentinos durante el primer cuatrimestre del 2022 está siendo muy fuerte, sobre todo en la categoría de alimentos. Es que mientras a finales de 2021 un desayuno promedio costaba $937, hoy en día para adquirir los mismos productos se necesitan $1.410: un 50% más.

La consultora Focus Market vía Scanntech -lector de código en 670 puntos de venta de la Argentina- llevó adelante un relevamiento de los productos que se podían comprar con $1.000 en diciembre del año pasado para armar las cuatro comidas diarias: desayuno, almuerzo, merienda y cena.

Según el informe, en diciembre de 2021 se podía comprar para el desayuno un pan de molde 320 gramos (grs), una mermelada de durazno 390 grs, un queso crema 480 grs, un café molido 50 grs y un litro de leche con menos de $1.000 ($937). No obstante, tres meses después para cubrir este desayuno se necesitan $1.410, un 50% más.

A continuación, la comparación entre los precios para un desayuno en diciembre de 2021 y marzo de 2022: café molido clásico 250 grs ($231 y $339); leche entera larga vida un litro ($101 y $149); pan de molde rodajas finas 320 grs ($145 y $181); mermelada durazno 390 grs ($203 y $283) y queso crema 480 grs ($257 y $458).

“La pérdida de poder adquisitivo de los Argentinos en el primer cuatrimestre del año está siendo muy fuerte y con mayor intensidad en alimentos”, sostuvo Damián Di Pace, analista económico y director de la consultora Focus Market.

Y en ese renglón, añadió: “Mientras se intensifican las frecuencias de compra en el canal minorista para reposición en la compra nominal con un billete de $1.000, cada vez compra menos cantidad de unidades. Quizás con ese billete hace solo tres meses compraba cuatro o cinco unidades y hoy no alcanza ni para dos o tres unidades de la misma marca y presentación”.

En lo que se refiere al almuerzo, de acuerdo con el análisis, en diciembre de 2021 se podían adquirir los siguientes productos por menos de $1.000 ($970): rebozados de pollo 360 grs, arroz largo fino 1 kilo, 6 huevos y un agua saborizada de 1.5 litros. En cambio, tres meses después se necesita para cubrir esta comida $1.233: un 27% más.

De acuerdo con el director de la consultora, el refuerzo del bono que involucra a trabajadores y trabajadoras informales, monotributistas A y B y trabajadoras de casas particulares está segmentado sobre los sectores de nivel socioeconómico más bajo; “donde la participación sobre su nivel de gastos en alimentos creció fuertemente precarizando su situación”.

“Este tipo de asignaciones por parte del Estado en un contexto de aceleración inflacionaria como la actual compensan, pero por debajo de la suba real de precios. Mientras el IFE en mayo de 2020 era de $10.000, hoy para mantener su poder adquisitivo la misma asignación debería ser de $22.000. Sin embargo, es de $4.000 que se esfumó por la inflación”, concluyó Di Pace.

Fuente: Infobae