Sabado 21.05.2022
Actualizado hace 10min.

En su cuarto triunfo consecutivo, San Martín marcó 3-2 ante Madryn

Madryn se puso en ventaja con goles de Marinucci y Catillo, mientras que Bottinelli logró el descuento en la primera etapa. Franco marcó el empate en el complemento y el delirio vino con 'Motoneta'.

COMPARTÍ ESTA NOTA

A puro festejo en el vestuario de San Martín. Así terminó la tarde en el Estadio del Bicentenario y este festejo tuvo una explicación: una heroica remontada del Verdinegro, que después de ir perdiendo 0-2 ante Deportivo Madryn, terminó ganando el duelo.

El encuentro válido por la 12da fecha de la Primera Nacional, se disputó por segunda vez en el coloso pocitano. No comenzó de la forma que hubiese querido porque Madryn -que ascendió este año a la categoría desde el Federal A- comenzó derecho cuando a los 15 Leonardo Marinucci aprovechó un descuido en la defensa y anotó el 1-0 para la visita. San Martín pareció sentir el golpe pero fue a buscar el empate. Madryn fue inteligente y volvió a dar cuenta de su eficacia cuando a los 34 minutos, Rodrigo Castillo aumentó las diferencias y ahí sí sembró desconcierto en el equipo local. Antes que terminara el primer tiempo, Jonathan Bottinelli tras un corner pudo marcar el descuento que le dio esperanzas a San Martín para el complemento.

Ese segundo tiempo mostró a un aguerrido San Martín que no se guardó nada. Con sobrada actitud, los dirigidos por Raúl Antuña nunca se dieron por vencidos. Lo tuvo Penco en ese inicio pero Ojeda voló para ahogar el grito. El "Purruco" se las jugó con las variantes e incluso soportó las críticas de los plateístas cuando sacó de la cancha a Matías Giménez. La respuesta llegó para el técnico y San Martín por fin llegó a la igualdad con gol de Nicolás Franco a los 32, cinco minutos después de haber ingresado. Pero quedaba tiempo para más y San Martín no lo desaprovechó porque en los cinco minutos adicionados llegó la heroica y fue Sebastián Penco quien marcó el 3-2 que gritó todo Concepción.

"Nos merecíamos porque hicimos un gran partido, los jugadores tuvieron carácter, convicción, convencimiento, gracias a Dios lo pudimos dar vuelta. El amor propio que pusieron estos jugadores tuvo premio. Estos triunfos marcan y espero que el viernes podamos repetir, esperemos que sea un click positivo para el grupo", manifestó casi sin voz Raúl Antuña.

El Verdinegro estiró a cuatro las victorias consecutivas conseguidas en San Juan, se metió en zona de clasificación y por la próxima fecha visitará el viernes a Estudiantes en Río Cuarto. 

 

Fuente: Diario De Cuyo