Domingo 26.06.2022
Actualizado hace 10min.

La UCR mira de reojo los acercamientos del PRO a Milei

Algunos referentes radicales no descartan una reedición de la Convención de Gualeguaychú de 2015 para definir el futuro del partido dentro de la coalición opositora.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Un nombre circuló entre los temas de máxima preocupación que trató la UCR en la última reunión que organizaron en La Plata: Javier Milei. Cuando piensan en 2023, no sólo hablan de candidaturas, sino también sobre el futuro de Juntos por el Cambio ante la posibilidad de que el PRO quiera sumar al liberalismo a la coalición. Ante ese escenario, algunos referentes radicales reconocieron que existe la posibilidad de una reedición de lo que fue la Convención de Gualeguaychú en 2015 para decidir si se mantiene o se rompe la unidad..

A diferencia del PRO, el partido centenario ni siquiera comenzó a debatir cómo se definirán las candidaturas entre Morales, Manes y Cornejo. Creen que el año que viene la situación “decantará” y cada uno sabrá cuál es el que mejor se perfila para ganar la pulseada en las PASO. Mientras tanto, el gobernador de Jujuy se resiste a bajar sus pretensiones y el neurólogo ya adelantó que no quiere suceder a Axel Kicillof.

Lo que sí se trató fue el endurecimiento del discurso de Mauricio Macri, que derivó en la posibilidad de que el liberalismo sea incorporado en la coalición opositora. “Es un tema que nos preocupa y nos espanta”, reconoció un alto referente radical y además, lanzó una advertencia: “No sea cosa que el año que viene, con una UCR fuerte, algunos planteen una nueva Convención como fue la del 2015 en Gualeguaychú para decidir si mantienen o rompen la alianza con el PRO”.

En esa Convención, la postura de Ernesto Sanz -de acercarse a Macri y Elisa Carrió- logró el apoyo de 186 convencionales, 56 más que el sector de Julio Cobos y Morales, quienes impulsaban un acuerdo amplio, que incluyera también el Frente Renovador de Sergio Massa, además de los ex socios del Frente Amplio UNEN. “Fuimos una coalición electoral pero no de gobierno”, repiten todos los radicales sobre el resultado de lo que fue el periodo entre 2015 y 2019. También es la respuesta al amplio enojo y malestar que persiste dentro de la UCR para con el PRO.

El que menos disimula sus diferencias con el partido amarillo es Morales, pero aseguran que Manes comparte el desagrado en sus conversaciones privadas. Incluso, hay serias acusaciones entre los propios radicales sobre supuestos negocios y alianzas con Horacio Rodríguez Larreta de cara al 2023. Con ese escenario, los que apuestan al fortalecimiento de la UCR no descartan que el desencanto con el PRO crezca y los haga repensar, en un futuro, si están dispuestos a mantener la unidad. “Si mostramos competitividad podemos ganarles”, expresan convencidos.

Fuente: Infobae