Viernes 20.05.2022
Actualizado hace 10min.

El chat de Eduardo Salvio y su ex mujer: “Quisiste matar a la mamá de tus hijos”

Magalí Aravena le escribió al deportista la madrugada del jueves luego de haber protagonizado un violento episodio en la vía pública.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Apareció un chat entre el jugador de Boca Eduardo Toto Salvio y su ex esposa, Magalí Aravena horas después de protagonizar un incidente en la vía pública en Puerto Madero, en donde ella denunció que él la atropelló al pisarle uno de sus pies con la camioneta. Producto del impacto, sufrió un traumatismo por flexión en miembro inferior derecho.

Según la declaración de la Aravena, que estuvo en pareja durante 13 años con el jugador, y fruto de su relación tuvieron dos hijos, ella consideró que Salvio estaba dentro del vehículo con su nueva novia, Sol Rinaldi. Mientras que él -a través de sus abogados- aseguran que era la prima de su pareja. “Jamás quise pegarle a nadie, yo solo le pedía a él que bajara del auto. Me arrastró para adelante y para atrás. Jamás tuve un palo para pegarle a nadie. Me encantaría que aparezcan todos los videos. Estuve 13 años con él. Me separé hace tres semanas y hace una semana me mudé con mis hijos”, dijo la ex esposa del deportista y no volvió a referirse sobre el asunto.

Él, por su parte, no habló públicamente del episodio. Quienes lo hicieron en distintos programas de televisión fueron sus abogados, quienes tomaron conocimiento de inmediato. Así las cosas, a las cuatro de la mañana, apenas unas pocas horas de haber protagonizado el incidente, Magalí le envió un mensaje a Salvio, conversación a la que tuvo acceso Carlos Monti, quien la leyó este lunes en Nosotros a la mañana, por El Trece.

“Quisiste matar a la mamá de tus hijos por una mina. Yo solo quería hablar”, le dijo Aravena al futbolista, quien de inmediato aclaró: “No digas eso, Ma. Sabés que eso es imposible. Nunca en la vida pasaría esto. ¿Cómo me voy a cagar la vida así? Por favor te lo pido”.

“Y vos avanzaste, por eso me subí al capot. Salté porque me pasabas por arriba”, siguió Aravena. Estás ciego. No te acordás quién soy. Queda asentado acá. No voy a ir a lo penal todavía”, agregó. Y cambió el tono de la conversación al agregar mayúsculas en su mensaje: “UN MOVIMIENTO EN FALSO QUE HAGAS y retomo ABSOLUAMTENTE TODO”.

La mañana siguiente al episodio, Eduardo Salvio se presentó en la Justicia por la causa que enfrenta bajo la carátula de “lesiones en contexto de violencia de género”. Declaró durante dos horas, ofreció testigos y pidió diferentes medidas de pruebas. Allí, además fue notificado de las medidas restrictivas que pesan sobre su él: 1) prohibición de acercamiento a menos de 300 metros del domicilio donde se encuentre Magalí Aravena; 2) abstención de contacto con Magali Aravena por cualquier medio salvo las cuestiones relativas a los hijos en común por la que en principio se designa a una persona de confianza entre ambos; 3) no conducir vehículos por 30 días; y 4) dar aviso a la fiscalía y/o el juzgado pcyf nro 12 su salida del país. Esto último porque se presume que el delantero puede participar en los partidos por Copa Libertadores.

Si sufrís violencia de género o conocés a alguna víctima, llamá al 144: es gratis y atiende las 24 horas

Fuente: Infobae