Viernes 20.05.2022
Actualizado hace 10min.

Felipe Fort volvió al país y ya tiene el visto bueno para modificar una clásica golosina

El heredero de Ricardo Fort volvió de Miami y contó cómo fue enterarse de la muerte de Gustavo Martínez.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Después de haber cumplido 18 años y de celebrarlos en Miami, Felipe Fort volvió al país y en el Aeropuerto de Ezeiza fue abordado por distintos móviles. En ese plan, respondió a todas las preguntas que le plantearon: qué va a pasar con la empresa familiar, qué planes tiene para las golosinas que producen, cómo es el vínculo con el resto del directorio y cómo fue enterarse de la muerte de Gustavo Martínez.

“¿Te venís a reunir a la empresa?”, le preguntaron y el joven respondió escueto pero seguro: “Sí, ahí quiero estar”. Asimismo, prometió que tiene ideas nuevas para implementar: “Quiero hacer el Marroc más grande y hacer un Dos Corazones... En realidad, una golosina al estilo Dos Corazones, pero con frases de Ricky”, dijo en referencia a su propio padre, Ricardo Fort.

A la vez, Felipe dice que estas cosas las viene charlando con su familia y que para algunas tiene el visto bueno, pero “para otras no”. “Y... para el chocolate de Ricky está complicado, pero lo del Marroc va más encaminado”, admitió.

También habló sobre los dichos de su primo Thomas, quien le sugirió tanto a él como a su hermana Marta que deben estudiar. “La realidad es que no tengo ningún estudio, estoy estudiando. No he terminado nada. Así que, en cierto punto, tiene razón”, admitió Felipe. Por otra parte, contó que su vuelta al país estuvo condicionada por su familia, quien le reclamó que estuviera en Buenos Aires para empezar a asumir responsabilidades en la empresa. “Eso fue complicado... Los llamé y les dije que me quería quedar unos días más (en Miami), pero me dijeron que no. Y al final, me terminaron diciendo que sí, porque soy medio gede. Querían que vuelva porque tengo cosas que hacer acá”, contó Fort.

Por otro lado, Felipe desmintió haber comprado un departamento de lujo en Miami, aunque contó que sí estuvo viendo algo del mercado inmobiliario de esa ciudad estadounidense. “No compré nada. Pero sí fui a ver porque es algo que yo quiero hacer en un futuro”, contó.

Luego lo consultaron acerca de cómo vivió la muerte de Gustavo Martínez, ocurrida en febrero pasado. “Me levanté, me llamaron, yo estaba en mi cuarto con un amigo, a punto de dormirme. Y cuando me enteré lo primero que hice, fue ir al cuarto de Martu. Ella no sabía y entonces le tuve que decir”, dijo a la vez en que contó que fue él quien le avisó a su hermana de la noticia.

Asimismo, no quiso opinar de todo lo que se habló al respecto. “Eso lo hablaré en otro momento, cuando esté preparado. El tiempo le dará la razón a quien se la tenga que dar: si estoy equivocado, me la dará a mi. Si están equivocados los otros, se la dará a los otros”, dijo Felipe, algo atropellado y confundido.

Tampoco quiso decir nada acerca de las opiniones de los sobrinos de Gustavo Martínez: “Diría algo, pero es al pedo. Mejor no decir nada. Está todo bien con todos, no quiero tener problemas con nadie. Personalmente no hablé con nadie. Capaz Marisa (López, niñera de los mellizos Fort) pero yo no”.

A la vez, Felipe reveló que otro de los motivos por los que volvió a Buenos Aires es la serie sobre la vida de Ricardo Fort. “Tengo que terminar de hacer unas voces y ya va encaminada, muy encaminada. Por lo que sé, a fines de año (estaría lista)”, contó.

Fuente: Teleshow