Martes 24.05.2022
Actualizado hace 10min.

Javier Milei reveló qué haría con algunas empresas estatales en caso de ser Presidente

El diputado nacional prepara su plataforma para competir en las elecciones de 2023. Ya tiene cuatro ministerios virtuales en funcionamiento.

 
Imagen archivo
COMPARTÍ ESTA NOTA

Javier Milei está decidido a ser candidato a Presidente. Y para lograr su objetivo trabaja en una plataforma electoral que ya tiene -por ejemplo- cuatro ministerios funcionando en la virtualidad y planes concretos para determinadas áreas de gestión.

El diputado nacional reveló este lunes en un reportaje concedido a Eduardo Feinmann en radio Mitre que ya eligió cuatro dirigentes para las carteras de EconomíaRelaciones ExterioresBienestar Social e Infraestructura. Si bien no quiso informar quiénes son los apellidos designados para evitar “un ensañamiento” mediático, el dirigente de La Libertad Avanza anticipó parte de sus planes en el área económica: “El ministro va a ser un híper ortodoxo y muy liberal”.

Ese funcionario deberá, por ejemplo, definir el futuro de empresas estatales que hoy son deficitarias. El caso emblemático es el de Aerolíneas Argentinas que, según aseguró Milei, hoy reporta pérdidas por USD 2 millones de dólares diarios y acumula un pasivo de USD 8 mil millones desde que el Gobierno retomó su control.

“El de Aerolíneas es uno de los casos más escandalosos. No debería estar en manos del Estado y yo la privatizaría. Pero discutamos la metodología: la empresa regalada es cara, además es absolutamente injusta porque pagan el déficit quienes no pueden volar en beneficio de quienes sí vuelan y de quienes están dentro de la empresa. Además, hay un entramado de sindicatos. Entonces yo le daría la compañía a los trabajadores y será problema de ellos si la saben manejar o no”, anticipó.

Paralelamente, explicó, en caso de ser elegido Presidente promoverá una política de cielos abiertos que permita una competencia total.

Milei anticipó además que también impulsará la privatización del Correo -“En todas partes el Correo es privado y funciona bien, ¿para qué tener un correo estatal?”, se preguntó- y Aguas Argentinas -”era una de las empresas privadas que funcionaba bien-, argumentó-.

¿Y qué tiene previsto hacer con Canal 7, Télam y Radio Nacional?”, le repreguntaron. “Tienen que desaparecer esos medios porque más que medios de comunicación son medios de propagando oficial”, contestó.

Dolarización

El economista logró instalar en la agenda pública un debate sobre la dolarización de la economía. Muchos especialistas se preguntan si su plan es posible, cómo se puede hacer, a qué tipo de cambio y con qué consecuencias. En realidad, explica Milei, su propuesta es que haya una libre competencia de monedas en donde es probable que los argentinos terminen eligiendo el dólar en una primera instancia porque así lo han hecho con sus ahorros -se calcula que hay USD 400 mil millones de dólares en los “colchones”-.

“Esta es una reforma monetaria y financiera. Yo propongo ir a un modelo de banca Simon, desarrollado en los Estados Unidos en el año 30 por 8 economistas. Implica separar el almacén de valor, donde se guarda el dinero, y la banca de inversión en el marco de un sistema de banca libre que va a generar muchísima competencia, que le va a permitir a la gente endeudarse más barato y tener mayores retornos con sus inversiones. Los intermediarios también se van a beneficiar por el incremento del volumen”, introdujo.

Y detalló: “Allí se plantea la competencia de monedas, donde los argentinos ya eligieron al dólar y lo más probable es que vuelvan a decidirse por el dólar, y una vez que se rescatan los pasivos del Banco Central, se paga esa deuda y se liquida el Banco Central”.

Su modelo, explicó, no imita la dolarización ecuatoriana, sino que es más parecido a lo que sucede en Panamá, donde la gente puede utilizar la moneda que quiera.

“Existen 7 modelos de organización de banca. El de la convertibilidad es el modelo 3. El modelo de Ecuador es el 4. Yo propongo un sistema 7, que es el más puro de todos, con libre elección de moneda, banca Simon libre y una canasta de monedas que va a elegir la gente”, explicó Milei.

Ese libre mercado de monedas permite, por ejemplo, cambiar en caso de ser necesario por otras monedas como el euro o el yen en caso de resulte más conveniente para la ciudadanía.

¿Y los piquetes?

El campamento de tres días de la semana pasada en la Avenida 9 de Julio instaló el debate sobre la conflictividad social en la agenda política. Los manifestantes exigen más planes sociales y aseguran que volverán a protestar. El gobierno nacional dice que no los recibirá, pero tampoco hace nada para evitar los problemas que generan estas protesta en la circulación.

El líder libertario rechaza el corte de calles y asegura que nadie puede violentar la libre circulación de las personas. Para evitar que las protestas se concentren en el centro porteño, Milei propone sacar el manejo de planes a los punteros y entregárselo a los intendentes. Así, cuando hay un problema, quien debe mediar y eventualmente resolverlo es el respectivo jefe comunal. “Los programas sociales tienen que tener una finalidad concreta, que es ayudar a la gente a salir de la mala situación en la que están y no perpetuarlos en esa situación y que terminen siendo esclavos de quienes manejan eso”, analizó.

“Mi propuesta descomprime la cantidad de personas que viene a la Capital a protestar y el que igualmente quiera hacer lío, va a tener que pagar las consecuencias”, anticipó.

La crisis política y su efecto en la economía

Milei advirtió que la situación económica es muy frágil para enfrentar una crisis política. Para graficarlo, aseguró que hoy el desequilibrio monetario duplica al que precedió el “Rodrigazo”, proceso que derivó en una inflación del 400% en la Argentina. “Hoy partimos con 10 veces más de pobres, la situación es extremadamente compleja y un estallido podría provocar una pobreza transitoria del 95%”, proyectó.

“Yo no descarto una salida anticipada del Presidente, creo que en el oficialismo no hay que descartar nada, pero deberían estar dejando de mirarse el ombligo y arreglar las cosas. Hoy no tienen voluntad de arreglar las cosas y están buscando un elemento institucional que les permita no poner la cara cuando venga el incendio”, completó.

Fuente: Infobae