Miércoles 24.04.2024
Actualizado hace 10min.

Lewandowski no quiere jugar contra Rusia

El polaco apoyó la postura de su Federación con un mensaje en las redes sociales. Su selección se juega el pasaje para el Mundial contra los rusos.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El presidente de la Federación de Fútbol de Polonia, Cezary Kulesza, adelantó hoy que el seleccionado de su país "no jugará ante Rusia en Moscú" el 24 de marzo próximo, en el partido de repechaje por la clasificación para el Mundial de Qatar 2022, debido al ataque militar de los rusos a Ucrania iniciado el jueves en Kiev y otros puntos de su territorio.

"Polonia no tiene previsto jugar el partido de calificación. Basta de hablar, es hora de actuar. Debido a la escalada de la agresión de Rusia en Ucrania, el equipo de Polonia no tiene previsto jugar ese partido", expresó Cezary Kulesza en su cuenta de la red social Twitter, según consignó la agencia de noticias AFP.

Los seleccionados de Polonia y Rusia deberán enfrentarse en Moscú el 24 de marzo y en el caso de que ganen los rusos, aún les quedará otro partido más de repechaje para ir a Qatar, que será ante Suecia o la República Checa, el 29 de marzo.

"Esta es la única decisión correcta", añadió Kulesza, quien informó que se puso en contacto con las federaciones de fútbol de Suecia y de República Checa para presentar una postura común ante la FIFA.

En tanto, la máxima estrella del fútbol polaco, el goleador del Bayern Munich alemán Robert Lewandowski, apoyó la postura de la federación de su país con un mensaje en las redes sociales.

"Es la decisión correcta! No me puedo imaginar jugar un partido con la selección rusa en una situación en la que continúa la agresión armada en Ucrania. Los futbolistas y aficionados rusos no son responsables de esto, pero no podemos hacer como si no pasara nada", publicó el goleador en Twitter.

La postura de Polonia va en línea con otras sanciones que el mundo del deporte impuso contra Rusia tras la invasión a Ucrania, entre ellas retirar a San Petersburgo la sede de la final de la Champions League y anular el Gran Premio de Fórmula 1 que debía celebrarse en Sochi, en el mes de septiembre.

Fuente: Télam