Lunes 24.01.2022
Actualizado hace 10min.

Mercado Libre presentó un recurso administrativo ante el Banco Central

Desde este año las fintech no podrán obtener rendimientos por los saldos que guardan sus clientes. Para la firma de Galperin es discriminación contra las fintech

 
Imagen ilustrativa
COMPARTÍ ESTA NOTA

Mercado Libre presentó un recurso administrativo ante el Banco Central (BCRA) como resultado de una sorpresiva normativa que sobre el cierre de 2021 obligó a las billeteras digitales a encajar la totalidad de los fondos que sus usuarios mantienen en cuentas no remuneradas. La medida que afecta a la billetera Mercado Pago, que fue tomada por la autoridad monetaria bajo el argumento de que busca resguardar los fondos de los ahorristas, es para el unicornio una discriminación contra la industria fintech ya que ese dinero no enfrenta un nivel de riesgo mayor al que está expuesto el resto del sistema financiero.

El recurso administrativo es un paso previo y necesario para iniciar una demanda legal, aunque fuentes de la empresa se negaron a mencionar esa posibilidad en conversación con Infobae. La presentación, aseguraron, busca una instancia de diálogo y negociación para buscar revertir la normativa que según un cálculo de la empresa de research y consultoría Nau Securities le costaría entre USD 40 millones y USD 50 millones anuales a Mercado Libre.

El modelo de negocios de Mercado Pago y de prácticamente todas las billeteras digitales no bancarias, que ofrecen un servicio gratuito, está basado en la posibilidad de obtener una rentabilidad de los saldos que sus clientes colocan en las apps. Hasta que empezó a regir la nueva norma, desde el 1° de enero último, tanto el mayor unicornio argentino como el resto de la industria fintech colocaba esos saldos en cuentas remuneradas que les pagan una tasa. Y con eso sostenía los costos operativos y la rentabilidad de sus servicios.

El 30 de diciembre pasado, el BCRA dispuso que los fondos de billeteras virtuales deberán permanecer encajados en la autoridad monetaria. Los encajes son depósitos imovilizados que no ofrecen ningún rendimiento a sus administradores, en este caso las fintech. En enero del año 2020 la entidad ya había dispuesto que esos fondos tenían que estar en cuentas bancarias a la vista, lo que había llevado a las empresas del sector a negociar con bancos rendimientos a cambio de otorgarles esa liquidez.

La obligatoriedad de encajar corta a cero esos rendimientosRompe el modelo de negocios de las billeteras y genera un problema para los bancos que tienen depositada esa liquidez, ya que enfrentan costos de administración sin ningún ingreso a cambio.

La motivación del BCRA para forzar a encajar esos fondos es de seguridad para los usuarios. Busca “preservarlos de contingencias y garantizar que estén siempre a disposición de los y las ahorristas”, explicó la entidad en un comunicado.

El recurso que presentó ayer jueves Mercado Libre tiene como principal argumento que eso implica una discriminación para las fintech. Según fuentes de la empresa, no existe diferencia alguna entre el riesgo que corre el dinero de billeteras digitales depositado en un banco y el que enfrenta un depósito bancario tradicional. Y la liquidez del sistema, superior al 65%, implica que no existen problemas de liquidez en el sistema que justifiquen semejante recaudo, aseguraron.

En tono muy duro, la presentación de la empresa sostiene que no hay motivos claros para la decisión, que los argumentos del BCRA no se ajustan a la realidad y que la medida no cumple los objetivos que enuncia.

También sostiene que si la pérdida de ingresos del sector llevara a que las fintech dejen de ofrecer billeteras digitales, se perderían beneficios conseguidos como inclusión financiera, formalización de la economía y aumento de la recaudación fiscal que, argumentan, fue resultado de la digitalización de ese dinero.

También sostiene que el BCRA se excede en atribuciones que le permiten regular el sistema de pagos pero no prohibir o impedir actividades, aunque lo haga en forma solapada.

Costos financieros

El titular del BCRA, Miguel Pesce, puede tener motivos menos relacionados con la estabilidad de los depósitos que con la hoja de balance de la entidad que conduce. Según filtraron fuentes oficiales, los depósitos que hacen las billeteras digitales en bancos le costaron a la autoridad monetaria unos $10.000 millones en pagos de intereses de Leliq y pases, los instrumentos con los que trata de mantener lejos de la calle a la enorme oferta de pesos que creó en estos dos años.

En la primera semana de enero, además, el Central decidió una suba de tasas de referencia que hace a ese costo por intereses -el terror de Pesce, el déficit cuasifiscal- más importante. Privar a las fintech de parte de ese rendimiento reduce, al menos en el margen, parte de ese costo mayor. El funcionario nunca oculta que una de sus principales preocupaciones es mantener los pagos de intereses de Leliq y otros instrumentos por debajo de la inflación, de manera de licuar las deudas de la entidad.

Consultado al respecto, voceros del BCRA confirmaron a Infobae la presentación del recurso. “Se recepcionó la presentación y se le dará curso a los departamentos que corresponde para su análisis. El BCRA dicta las normas dentro de las facultades del regulador y cumpliendo los mecanismos administrativos y operativos que corresponden”, dijeron.

Fuente: Infobae