Jueves 19.05.2022
Actualizado hace 10min.

Escándalo en OSSE: jefe y directivos, castigados por el acoso sexual a una empleada

El acusado deberá mantener distancia de la mujer. Habrá curso sobre violencia laboral y perspectiva de género.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La resolución judicial generó impacto, ya que, por un lado, reflejó la situación de acoso sexual que una empleada vivió en manos de un superior dentro de Obras Sanitarias Sociedad del Estado (OSSE).

Por el otro, fuentes judiciales explicaron que las autoridades de la empresa estatal habrían estado al tanto de la situación e, incluso, habrían tratado de encubrirla, por lo que hubo violencia institucional contra la víctima.

Así, la Justicia dispuso que se mantengan las medidas de distanciamiento entre el denunciado y la mujer, las que fueron impuestas a través de una cautelar dictada a mediados del 2020, tras la presentación de la denuncia. Además, se ordenó que "todo agente de OSSE que tenga personal a cargo", esto es, toda el área jerárquica, "realice un curso de Violencia Laboral y Perspectiva de Género, el que será dictado por la Dirección de la Mujer, dependiente del Ministerio de Desarrollo Humano".

En la mira por el acoso sexual quedó Leonardo Javier Andrada Doblas, quien, al momento de la denuncia, se desempeñaba como jefe de Legales en OSSE. Si bien el profesional sigue dentro de la empresa estatal, la Justicia definió trasladarlo de área luego de la presentación y mientras se tramitaba el expediente.

La medida consistió en la imposición de distanciamiento entre el profesional y la denunciante y dos horarios de trabajo distintos para que los involucrados no se encuentren, más la orden de cesar las presuntas agresiones, tanto directas como indirectas, del acusado contra la víctima. En la reciente resolución, Podestá mantuvo las disposiciones de acercamiento, "por el término de 12 meses" o "hasta que, mediante dictamen o informe psiquiátrico y/o psicológico, se determine de manera fehaciente que la suspensión de la medida no afectaría la integridad psíquica y moral de la Sra., sin perjuicio de algún otro hecho objetivo o subjetivo que pueda dar lugar a una nueva medida".

Fuentes ligadas al expediente indicaron que, a través de pericias, quedaron acreditadas las situaciones de acoso por parte de Andrada Doblas contra la empleada y que, además, se constató que hubo negligencia e indiferencia institucional por parte de OSSE ante esos hechos. Un punto central fue que, ante la falta de respuesta de la institución, la mujer denunció la situación ante la Dirección de la Mujer, área que brindó asistencia psicológica y legal, según confirmó su titular Adriana Ginestar.

Fuente: Diario de Cuyo