Miércoles 26.01.2022
Actualizado hace 10min.

Este jueves se cumple un año de la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

Desde el 30 de diciembre del 2020 abortar es legal, seguro y gratuito en Argentina. En esta nota, un repaso por aquella jornada histórica y algunas cifras y avances de la norma a un año de su sanción.

 
Imagen archivo
COMPARTÍ ESTA NOTA

Este jueves se cumple un año de la jornada histórica en la que la Cámara de Senadores de Argentina aprobó con 38 votos a favor y 29 votos en contra la Ley 27.610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), sellando un día histórico para la lucha de los feminismos, los derechos humanos y la democracia.

"Se convierte en ley", cerró la Presidenta de la Cámara, Cristina Fernández de Kirchner a las 4.11 horas de aquel 30 de diciembre del 2020 tras doce horas de sesión, poniendo en palabras la conquista de uno de los movimientos políticos más importantes de este siglo.

Aquella madrugada, el recinto se colmó de aplausos y los pañuelos verdes flamearon desde las bancas de quienes sumaron su voto a favor de la ampliación de derechos de las mujeres y las personas gestantes que marcó un precedente a nivel nacional y regional.

Aún en plena pandemia de coronavirus, miles de personas se hicieron presentes en el Congreso de la Ciudad de Buenos Aires y otras millones siguieron expectantes el minuto a minuto desde sus hogares de todo el país.

Los festejos en las calles tomaron las ciudades y la marea verde dijo presente por segunda vez en el 2020, luego de que la ley obtuviera media sanción en la Cámara de Diputados el 11 de diciembre de ese mismo año. 

Vale recordar que la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito empuja y milita desde el 2005 la aprobación de esta ley bajo el lema: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”.

A un año de la sanción de la Ley 27.610 enviada por el Poder Ejecutivo Nacional, promulgada a nivel federal el 14 de enero de 2021, es importante recordar que el acceso a la IVE se trata de un derecho innegable de todas las personas gestantes dentro de las primeras 14 semanas de gestación, inclusive, del proceso gestacional.

A su vez, la ley garantiza el derecho al ejercicio de este derecho en todas las instituciones de salud públicas como así también a través de obras sociales y prepagas. También compromete al personal de salud a velar por las condiciones mínimas y derechos en la atención del aborto y postaborto: trato digno y privacidad.

De acuerdo a las cifras compartidas por el ministerio de Salud de la Nación a noviembre de este año se realizaron 32.758 interrupciones de embarazos en condiciones seguras a través del sistema de salud público.

Mientras tanto la línea de Salud Sexual (0800 222 3444) que puso a disposición la cartera recibió 19.000 consultas sobre cuestiones relacionadas a la interrupción del embarazo. Esta cifra es superior al total de consultas sobre el tema en los 10 años previos.

Vale recordar que antes de cumplirse un mes de su promulgación, ya se habían presentado más de 20 acciones cuestionando su constitucionalidad y pidiendo su suspensión. Además, a pesar de los avances en materia legal, organismos de derechos humanos como Amnistía Internacional siguen denunciando dificultades para acceder a este derecho en ciertos sectores del país.

Según sus estadísticas, a lo largo del 2021 se registraron más de 37 demandas en diversas provincias, de las cuales 32 cuestionaron directamente la norma. Ninguna prosperó, y solo 5 siguen en trámite ya que el Poder Judicial las ha ido rechazando sistemáticamente, indicaron.

Por todo eso, más allá de la sanción de la ley, es fundamental que el Estado desde sus organismos y las organizaciones sociales continúen velando por el correcto cumplimiento de uno de los reclamos más emblemáticos de "la revolución de las hijas", que empezó como un deseo imposible y se convirtió en una realidad imparable.

Fuente: Filo News