Jueves 27.01.2022
Actualizado hace 10min.

Se negó a declarar el policía acusado de matar a Luciano Olivera

Maximiliano González está imputado por de "homicidio agravado por ser cometido por un funcionario policial en uso de sus funciones". Sigue en el penal de Batán.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El policía acusado de haber matado de un disparo a Luciano Olivera el 10 de diciembre en Miramar se negó este lunes a declarar ante la Justicia. La fiscalía agravó la calificación del delito que se le imputa y tras evitar contestar preguntas el hombre volvio a penal de Batán, donde continua detenido.

El oficial Maximiliano González fue trasladado a los tribunales de Mar del Plata para ser indagado por el delito de "homicidio agravado por ser cometido por un funcionario policial en uso de sus funciones, por alevosía y por el empleo de un arma de fuego".

Para las 10.30, y tras negarse a declarar en la causa que lleva adelante el juez de Garantías 5 de Mar del Plata, Gabriel Bombini, González fue llevado a Batán otra vez.

"Caso Luciano Olivera el Asesino recién terminó de declarar ante la grave imputación. Se negó a declarar. Evidentemente mucho para decir no tenía. Seguirá preso en la cárcel de Batan. Esperamos la decisión y la fundamentación de la Fiscal Ana María Caro", tuiteó esta mañana el abogado de la mamá de Luciano, Gregorio Dalbón, tras tomar conocimiento del resultado de la diligencia.

El letrado espera ahora que la fiscal de Miramar solicite la prisión preventiva del policía y que esta sea concedida por el magistrado.

El asesinato de Luciano fue cometido en la madrugada del 10 de diciembre pasado y casi en seguida se mencionó la posibilidad de que fuese un caso de violencia institucional. En esa secuencia un patrullero con cuatro efectivos de la Policía bonaerense persiguió al adolescente, que se trasladaba a bordo de una moto Yamaha YBR 125 roja.

Los oficiales aseguraron que intentaron identificar a Luciano Olivera, de 16 años, pero la familia del adolescente denunció hostigamiento de parte de efectivos policiales cuando el joven salió a la calle en otras oportunidades.

Con ese marco de referencia fue que al llegar al cruce de la avenida 9, entre las calles 32 y 34 de Miramar, otros policías interceptaron la moto en la que iba el adolescente y González, tras descender del móvil, le efectuó un disparo con su arma reglamentaria.

Luciano González murió en el acto.