Sabado 22.01.2022
Actualizado hace 10min.

El Gobierno admite que las Fiestas generarán más contagios y el impacto se conocerá en enero

En el Ministerio de Salud piden que los festejos se realicen al aire libre y con distancia social. Preocupación por el avance de Ómicron y el pico de casos diarios de este martes.

COMPARTÍ ESTA NOTA

“En la tercera o cuarta semana de enero vamos a tener un panorama más claro de cuánto impactaron las Fiestas en el número de contagios”, dice  un funcionario del Ministerio de Salud de la Nación que monitorea a diario la situación epidemiológica del país.

Es que a días de celebrarse la Navidad y el Año Nuevo, en el Gobierno están preocupados por el impacto que ambos eventos podrían tener en el número de positivos en medio del avance de la variante Ómicron y la Delta.

El Gobierno está preocupado por el aumento de casos que se producirá tras los festejos de Navidad y Año Nuevo

Se espera una gran movilización de personas y festejos que en buena medida podrían darse en espacios cerrados sin la correcta ventilación. “Estas no serán Fiestas como las de 2020, hay una sensación de relajación y habrá más reuniones y encuentros”, dicen las fuentes consultadas.

De acuerdo al último reporte del Ministerio de Salud, se detectaron 9336 nuevos casos, la cifra más alta en cuatro meses. La flexibilización de las restricciones, la aglomeración en grandes estadios, los eventos masivos y la relajación de los cuidados provocó este aumento de infectados.

Se espera que en estas Fiestas se movilicen más personas que en 2020

Aunque las fuentes consultadas aseguran que no se puede hacer estimaciones de cuánto se incrementará el porcentaje de positivos, dan por descontado que la movilización que se produce en esas fechas festivas traerá consecuencias en el corto plazo, aunque aclaran que los altos niveles de vacunación eviten las hospitalizaciones y las internaciones en terapia intensiva.

“La medida a tener en cuenta es el nivel de internaciones y tensión del sistema de salud. Para ello avanzamos en la vacunación, para evitar eso”, aseguran. Sin embargo, en las últimas tres semanas creció la ocupación de las UTI en un 21%.

or estos días el grupo que más se moviliza es el que tiene entre 18 y 40 años, justamente un sector de la población que en buena medida no completó su esquema de vacunación. Según pudo saber TN, se trata de un grupo de más de dos millones de personas que no se inmunizó de manera completa.

Para empujar a la gente a que se vacune el Gobierno lanzó el pase sanitario, que deberá presentarse en eventos masivos. Desde este martes ya se implemento en la provincia de Buenos Aires y otras jurisdicciones.

Además se lanzaron diversos spots publicitarios con los que se incentiva a la vacunación y a celebrar las fiestas al aire libre. La preocupación por la variante Ómicron es tal que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó cancelar los festejos de la Navidad y el Año Nuevo.

De acuerdo a cifras oficiales, un 18,2% de las personas mayores de edad que recibieron un suero por diversos motivos no fueron en busca del otro.

Según cifras oficiales a las que accedió TN, en la población mayor de 18 años la cantidad de personas con una dosis trepa al 92,8% mientras con esquema completo es del 81,8%.

El Gobierno busca avanzar con el nivel de inmunización en el país. Créditos: EFE.

El Gobierno busca avanzar con el nivel de inmunización en el país. Créditos: EFE.Por: EFE Servicios

En los pasillos del Ministerio de Salud suelen trazar un paralelismo entre lo que ocurre con este grupo de personas y lo que pasa en el continente africano. Es que hasta que esa región del planeta no logre vacunar completamente a su población existe riesgo de que se generen nuevas variantes. Aquí ocurre algo similar: hasta que esta población argentina no se inmunice completamente existe más riesgo de circulación del virus.

En este contexto la aparición de la variante Ómicron -ya presente en Santa Fe, Córdoba y con casos en estudio en la Ciudad de Buenos Aires- supone un nuevo desafío para las autoridades del Ministerio de Salud. Mientras se intenta evitar su circulación comunitaria, el Gobierno busca aplicar segundas dosis en millones de personas que aún no completaron su esquema.

El porcentaje de no vacunados con dos dosis se reduce a medida que el grupo etario es más grande. En la población mayor de 50 años el 94,3% inició su esquema y el 89,8% lo completó. A su vez, el 93,9% de las personas mayores de 60 años inició su esquema y el 90,1% ya recibió ambos sueros.

Con información de TN