Miércoles 26.01.2022
Actualizado hace 10min.

Lizardo Ponce recordó el día en que habló con sus padres sobre su orientación sexual

El influencer contó que invitó a su familia a terapia para enfrentar sus temores y la respuesta que obtuvo lo sorprendió.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El sábado por la noche Andy Kusnetzoff recibió a sus cinco invitados en PH: Podemos Hablar (Telefe), y uno de ellos fue el influencer Lizardo Ponce. El cordobés de 31 años que mueve multitudes en las redes sociales repasó algunos de los momentos más difíciles de su vida. En ese listado se encuentra el proceso personal que transitó desde su adolescencia hasta los 20, cuando invitó a sus padres a una sesión de terapia para hablar sobre su orientación sexual y contar con la asistencia de su psicóloga durante la charla familiar.

Acompañado de Sandra MihanovichBarbie Vélez, el ex futbolista Maximiliano “Chanchi” Estévez y el rapero Ecko, el joven dio un paso al frente para rememorar algunas historias familiares que hayan definido su existencia. “Mis papás siempre me apoyaron, incluso cuando les dije que quería ser periodista y sabían que no iba a tener un trabajo enseguida al salir de la facultad, y me bancaron sobre todo en eso de aceptarme tal cual soy, que para mí fue lo más importante”, dijo en un comienzo.

Cuando el conductor quiso saber a qué se refería, Lizardo aclaró: “Aceptar que soy gay, que soy homosexual, tiene que ver con la orientación sexual”. Luego profundizó sobre su experiencia: “Considero que es un proceso que uno tiene que vivir, sumamente injusto porque no es algo que vivan todos; a mí me toco atravesarlo y es un proceso donde uno bloquea gestos, bloquea todo porque se siente muy mal y yo viví esa etapa oscura de mi vida en la que tuve que resguardarme y estar triste”.

Aunque se conquistaron derechos, en las familias cuesta aún culturalmente y emocionalmente”, acotó Kusnetzoff; mientras Ponce asentía: “Sí, más que nada porque está instalado en la sociedad que uno lo tiene que decir, que si lo sos lo tenés que hablar, y ¿por qué tiene que ser así?”. El conductor coincidió con su postura y reclamó: “Claro, no hay que confesar que sos heterosexual”. El influencer retomó el relato y continuó con su recuerdo de la cita familiar: “Me resultaba muy difícil tener que sentarme a contar algo que nadie me contó a mí; me daba miedo cómo lo iban a tomar, sabiendo que contaba con todo su amor y su apoyo, pero el miedo estaba”.

“Miedo al rechazo no sé si tanto, pero de que lo sufran, de que sufran la mirada de los demás, de lo que puedan pensar los otros”, agregó. “Yo tenía mi psicóloga en ese momento, y veníamos trabajando en mis metas, y ella me daba opciones, de una carta, un té, un café, sentarme y charlar, pero yo no podía; y me propuso que lo hagamos en terapia, así que los invité a terapia a los dos, y al principio hablamos de cualquier cosa”, contó.

“Cuando quedaban cinco minutos me da el pase mi piscóloga: ‘Lizardo les quiere decir algo’, y me acuerdo hasta el día de hoy que ni siquiera me salió la frase en ese momento y les dije: ‘Me gustan otras cosas’”, remató. En ese instante interrumpió la conversación Mihanovich para preguntarle qué edad tenía en ese momento, y el joven reveló que había cumplido 21, es decir, una década atrás. “Lo entendieron mi mamá y mi papá, se largaron a llorar, se emocionaron mucho y por suerte mi papá me dijo unas palabras hermosas que me guardo en el corazón hasta el día de hoy y lo mantengo”, explicó.

Me dijo que no era un tema, que no era nada que me distinga de los demás, que si para alguien eso era un tema esa persona no tenía que estar en mi vida directamente, y que siga mi camino, porque justamente no tiene nada que ver con lo que uno es como persona, y esquivé a la gente que por ahí no iba con lo que soy”, sentenció. Y aseguró que aquella charla fue un antes y un después en su vida: “Fue sacarme una gran mochila de encima, que tenía injustamente, que mucha gente la tiene, entonces fue un gran proceso y me sentí libre de verdad y pude ser quien yo quería ser y dejé de bloquear tan tas cosas y dejé de mentir también, porque me decían porqué estaba angustiado y era por todo esto, pero tenía que justificarme con otra cosa y armarme cuentos para no caer eso; el amor de toda mi familia me impulsó a poder ser quien soy y vivir libremente”.

“Veo como te mira Sandra, y la verdad que tantos años y viste que todavía es un proceso”, insinuó el conductor, haciendo referencia al paso del tiempo desde que la cantante oficializó su relación con Marita Novaro, su esposa desde 2016. “Cuesta todavía, yo no tuve que dar ninguna explicación, siempre tuve el apoyo incondicional de mi vieja y mi viejo; mi viejo fue siempre un tipo muy racional y muy abierto. Y a los 16 años le dije mi mamá (Mónica Cahen D’Anvers) que quería hacer terapia, y enseguida me dijo que sí, yo no tuve que explicarles nada, no había nada que decir”, expresó Mihanovich.

Lizardo quiso hacer una aclaración al respecto: “Lo mío tampoco fue una explicación ni una confesión, no me sentía en ese lugar, pero sí de compartirles tal vez lo que me estaba pasando”. Para cerrar el momento la artista entonó algunas estrofas de su célebre versión de la canción “Soy lo que soy”, y reforzó el mensaje que transmite el tema musical: “‘No tengo que dar excusas por eso, a nadie hago mal y el sol sale igual para mí y para ellos; tenemos una sola vida sin retorno, ¿por qué no vivir como de verdad somos? No quiero fingir, no voy a mentir, yo soy lo que soy’. Es así”.

Fuente: Teleshow