Sabado 27.11.2021
Actualizado hace 10min.

Un hombre fue condenado a 2 años de prisión por ingresar a una casa

El hecho ocurrió el pasado domingo y este martes se conoció la sentencia.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Este martes, mediante un juicio abreviado del sistema de Flagrancia, un sujeto reincidente identificado como Emanuel Guevara fue condenado a dos años de prisión efectiva por haber robado en una vivienda de Albardón.

Según fuentes judiciales, el hecho se produjo el pasado domingo por la tarde. Guevara llegó junto a otro sujeto de paradero desconocido a un domicilio del Barrio Andacollo II, en El Rincón, Albardón. Una vez en el lugar y tras asesorarse de que en dicha vivienda no se encontraban los propietarios, forzaron la puerta de rejas de la entrada, la cual se encontraba con llave, produciendo que la misma se abriera dejando las marcas y rastros de la fuerza producida en dicha cerradura. 

Una vez en el jardín rompieron dos ventanas. Por dicho lugar ingresaron y se dirigieron directamente a destruir el equipo central de alarma, golpeándolo hasta desprenderlo de la pared, pero al no poder parar el sonido de dicha alarma, es que rompieron una de las sirenas para posteriormente bajar todas las llaves térmicas de luz de la caja central. 

Mientras se encontraban los sujetos en el interior del domicilio, prepararon varios objetos para llevárselos y para ello desordenaron los dos dormitorios buscando objetos de valor.

Minutos después llegaron los propietarios del inmueble, quienes fueron alertados por el Comando Central que monitorea la alarma. Una vez en el frente del domicilio y tras ver la puerta reja abierta, se encontraron con Emanuel Guevara, quien salía del jardín con la excusa de que buscaba a una persona del domicilio. 

Un damnificado intentó impedir que huyera, produciéndose un forcejeo entre ambos al punto de que Guevara se subió a la moto e intentó atropellar al hombre para darse a la fuga, lesionándolo en su pierna derecha. 

Al lugar llegó un vecino, quien intervino para impedir la fuga de Guevara en el ciclomotor, produciéndose un nuevo forcejeo que terminó en la huida del malviviente por calle Rawson al Norte. En la persecución, la víctima logró frenarlo y, en un mano a mano, Guevara lo lesionó con una punta y se fugó.

La víctima volvió a su domicilio, buscó el auto de su padre y encontró al ladrón en calle Sarmiento pasando Loteo El Palenque, lugar donde junto a un vecino que pasaba ocasionalmente lograron la aprehensión en el interior de una finca.

Al aprehendido no se le secuestró objeto alguno y, tras la fuga, logró desprenderse de un buzo gris que portaba en momentos en que salía del domicilio. Así también y tras las investigaciones propias del hecho, se logró entrevistar a una vecina de las víctimas, quien vive en la casa que da a los fondos de la casa en cuestión.

La mujer manifestó que a las 19:05 observó sorpresivamente a un sujeto que venía de los fondos de su vivienda saliendo por el frente. Que al salir hacia el patio de su casa, pudo observar que esta persona se había descolgado de la pared de la casa que había sufrido el atraco, perdiendo el sujeto en dicha caída un celular marca Motorola color negro y un auricular color blanco. Que al mismo pudo describirlo como una persona de sexo masculino de baja estatura que vestía remera color negra mangas cortas y pantalón color oscuro, un barbijo color negro y una mochila color negra en la cual iba introduciendo objetos. 

Por último, surgió de la investigación que este sujeto de paradero desconocido emprendió la fuga del domicilio en cuestión por la puerta del fondo, y previo a trepar la pared del fondo abandonó en el lugar una notebook color gris.