Domingo 28.11.2021
Actualizado hace 10min.

Caso Gil Pereg: el asesino llegó a tener fantasías sexuales con gatos y su progenitora

El “hombre gato” tiene problemas psicológicos desde los ocho años y, según pericias psicológicas, maulla para pedir ayuda.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El asesino que mató a su madre y a su tía, Gil Pereg, tiene problemas psicológicos desde los ocho años. La psicóloga que lleva el caso declaró que “maula para pedir auxilio” e indicó que llegó a tener fantasías sexuales con su progenitora y con gatos.

El “hombre gato” esta diagnosticado con delirio crónico e irreversibles según la profesional de la salud mental del Hospital Psiquiátrico El Sauce. “Tiene fallas estructurales que pueden alterar el juicio de la realidad”, indicó ante el tribunal.

La profesional llega a estas conclusiones luego de trabajar con en hombre en diversas entrevistas de lunes a viernes, cerca de dos horas diarias desde octubre del 2020. Parte del diagnóstico brindado por la profesional es que sufre “un trastorno delirante crónico que consiste en un delirio generalizado”, y remarcó: “Si le tocan los núcleos delirantes, él puede responder de manera violenta”.

Según lo publicado en un diario local “en su caso, el delirio está enquistado y toda la vida va a seguir siendo así. Puede ser muy inteligente pero no tiene sentido común”. El hombre maulla “para pedir auxilio” y lo hace “cuando se siente amenazado, como un mecanismo defensivo”.

Por otro lado, el psicólogo Carlos Messina indicó que es posible que el acusado haya asesinado “motivado por un delirio” a su madre y a su tía, pero que “no existe certeza” que haya entendido la criminalidad de sus actos.

Además, el profesional sostuvo que “el contexto de encierro (en un penal) no es un ámbito para un paciente psiquiátrico (como Pereg) y que no puede estar sin tratamiento”.

El testigo del caso dijo que se trata de una persona “peligrosa” y que es posible que “el tema de los gatos es el núcleo de su delirio paranoico”.