Sabado 27.11.2021
Actualizado hace 10min.

Reunión por el congelamiento de precios: las empresas dicen tener “ánimo para acordar” pero advierten que “la inflación se baja con otras herramientas”

Las compañías alimenticias llegarán al encuentro de esta tarde con el secretario de Comercio Interior de esta tarde con diferentes líneas de trabajo

COMPARTÍ ESTA NOTA

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, recibe este lunes a una treintena de empresarios del sector de alimentos en el intento por lograr que congelen por 90 días los precios de 1247 productos en los valores que tenían al 1° de octubre. Así, apunta a borrar la suba de al menos 1% que se vio en las góndolas durante la primera quincena del mes.

El encuentro comenzó a las 18:00. La reunión llega luego de que se conociera el salto de la inflación de septiembre, que llegó a 3,5%, y en medio de la advertencia del funcionario de aplicar la ley de Abastecimiento en caso de no alcanzar consenso con los privados, en tanto del lado empresario se aceleraron las reuniones para llegar a Comercio Interior con propuestas para acercar posiciones.

La semana pasada, la Secretaría de Comercio se reunió con los representantes del sector alimenticio y les dio un listado de los artículos que pretende congelar. Se generó cierto malestar entre los empresarios, que consideran que la lista es “discrecional”. Fuentes al tanto de la negociación explicaron a TN: “Es una combinación de las canastas Super Cerca y Precios Cuidados con productos libres, algunos de los cuales están discontinuados”.

La situación de los diferentes empresarios es diversa. Antes del vencimiento de la última renovación de Precios Cuidados -el 7 de octubre- los industriales pedían subas de entre 6% y 8% en la revisión trimestral del programa. Algunos, incluso, habían obtenido el visto bueno de Paula Español. Sin embargo, el desplazamiento de la funcionaria y la llegada de Feletti puso en pausa la actualización. En consecuencia, algunos dan por hecho aquello que ya habían conseguido y pretenden negociar desde ese piso.

Los congelamientos de precios “nunca sirvieron” advierten desde la Cámara de Comercio

Antes del encuentro, con el que el Gobierno busca anclar expectativas inflacionarias e incentivar el consumo en el último tramo el año, el presidente de la Cámara de Comercio y Servicios (CAC), Mario Grinman, planteó sus reparos: “Los congelamientos nunca funcionaron y lo que único que generan en los comercios, que son la última punta de la cadena, situaciones de desabastecimiento”.

“El comerciante no va a poder reponer mercadería si cambian las condiciones, eso siempre fue así”, agregó en declaraciones a Canal 13. El dirigente empresario remarcó que el sector privado está dispuesto “a dialogar y tiene ánimo de llegar a un acuerdo, porque lo que quiere es seguir produciendo en el país y que se consuma”. Pero, Grinman manifestó que existen productos que no pueden “anclarse” dado la estructura de costos y la alta carga tributaria que cargan.

Puso como ejemplo el caso del trigo -principal insumo para las pastas, panificados y galletitas- que “el año pasado tenía un precio internacional de 160 dólares la tonelada, cuando el dólar oficial estaba en 60/65 pesos y hoy está en US$240 con un dólar a 100 pesos”.

El dirigente empresarial, además, defendió el rol del sector privado “como el único generador de riqueza para salir de la pobreza” y reclamó que el Gobierno deje de recurrir a “herramientas que no funcionaron nunca” y ponga en marcha los mecanismos que sí hacen bajar la inflación: “todos saben que (para calmar el alza en los precios) hay que bajar el déficit fiscal, el gasto público, la emisión monetaria, el endeudamiento”.

La inflación de septiembre fue del 3,5% y en la primera quincena de octubre ascendieron al menos otro 1%. (Foto: Damián Dopacio/NA).

La inflación de septiembre fue del 3,5% y en la primera quincena de octubre ascendieron al menos otro 1%. (Foto: Damián Dopacio/NA).

Las consecuencias que puede tener un nuevo congelamiento de precios

Tras el anuncio realizado por Feletti, desde la consultora Ecolatina advirtieron sobre las consecuencias que puede tener el nuevo congelamiento “se asemeja al programa de Precios Máximos” y añadieron que “este tipo de políticas puede contener transitoriamente la inflación de un grupo de bienes en el corto plazo, pero pierde efectividad a medida que pasan los meses”.

“La suba de costos de las empresas productoras, que no pueden trasladar al consumidor, tarde o temprano deriva en desabastecimiento, estrategias de evasión del programa (como cambios en el packaging, presentación o gramaje de los productos) o, directamente, incumplimientos. Así, sin un acompañamiento del resto de la política económica (que permita apuntalar la estabilidad transitoria y su potencial efecto sobre las expectativas con una corrección de desequilibrios de fondo) el único efecto de esas políticas termina siendo el de postergar subas inevitables. Para peor, los precios de muchos de estos productos ya se encontraban atrasados por el espacio cedido en el congelamiento previo, por lo que la efectividad del programa podría verse comprometida por este factor adicional”, remarcó la consultora.

Además, Ecolatina prevé que un nuevo congelamiento dejará un piso elevado para la inflación del año próximo, que el Gobierno busca sea de 33%, según el Presupuesto 2022. Un aumento de precios de esa magnitud requeriría que el esquema cambiario no se modifique y el dólar siga corriendo por debajo del IPC”. Algo que considera de difícil cumplimiento ante la normalización del turismo internacional, la eventual baja en el precio de los commodities, y el alza en las tarifas de servicios públicos que surge de la misma iniciativa.

“Para cumplir la meta presupuestada, la inflación mensual del 2022 debería ubicarse, en promedio, por debajo de la cifra más baja de este año (+2,5%). Si consideramos que a lo largo del año habrá subas de servicios públicos y que el tipo de cambio no operará como ancla como este año, además del salto que implicaría la finalización del acuerdo de precios de consumo masivo en enero, estas proyecciones tienen serios riesgos de no poder cumplirse”.

Roberto Feletti advirtió que podrían aplicar la ley de abastecimiento y precios máximos si los empresarios no cumplen con el congelamiento de precios. (Foto: Twitter / Roberto Feletti)

Roberto Feletti advirtió que podrían aplicar la ley de abastecimiento y precios máximos si los empresarios no cumplen con el congelamiento de precios. (Foto: Twitter / Roberto Feletti)

Qué propuestas le llevan los empresarios a Roberto Feletti

El Gobierno les había pedido a los empresarios que enviaran el listado de precios vigentes al 1° de octubre para los 1247 productos que busca congelar. El sector alimenticio no lo mandó y llegará a la reunión de este lunes con dos alternativas:

  • Una propuesta convalida el congelamiento de la canasta de Precios Cuidados combinada con una actualización del resto de los productos, de modo tal de compensar márgenes de ganancias con artículos diferentes.
  • La otra línea es mantener estables los valores de una mayor cantidad de artículos por dos o tres meses, pero hacer el aumento de 6% a 8% en Precios Cuidados.

“Intentaremos llevar una contrapropuesta. Este listado nos impacta en los principales productos y nos dejaría mal posicionados versus la competencia”, indicaron desde una empresa.

En declaraciones periodísticas, Feletti se mostró dispuesto a evaluar las propuestas empresarias, pero afirmó que la decisión de mantener los precios por tres meses está tomada. “Se puede modificar algún producto, si las empresas dan los motivos, pero la política está definida”, afirmaron cerca del Secretario.

Reunión por el congelamiento de precios: las empresas dicen tener “ánimo para acordar” pero advierten que “la inflación se baja con otras herramientas”

Cómo se define el precio de los alimentos

En empresas grandes, la facturación de las canastas de precios acordadas con el Gobierno puede llegar a un 15%, pero en firmas más chicas puede duplicar esa participación. Como resultado, mantener los valores resulta complejo, con costos dolarizados en muchas materias primas y subas en salarios y otros insumos. Sin embargo, el precio que se ve en la góndola también tiene un adicional que impone el supermercado o canal de comercialización.

El Gobierno monitorea a la cadena alimenticia a través del Sipre, un sistema que obliga a los jugadores de la industria alimenticia a informar los precios de venta al público y sus costos de producción. “Ellos ajustan por el último eslabón de la cadena, que somos las empresas productoras, pero no van contra los proveedores de materias primas u otros insumos”, explicaron a TN en una compañía.

Para evitar sanciones en términos de la Ley de Góndolas, los supermercados no aceptan listados de precios que no hayan sido aprobados por la Secretaría de Comercio. Los fabricantes, en tanto, no pueden aumentar los precios sin autorización porque el Gobierno ya advirtió que les aplicará la Ley de Abastecimiento. En consecuencia, todo dependerá de la “discusión razonable” -como dicen en el entorno de Feletti- que pueda haber con los productores.