Lunes 26.07.2021
Actualizado hace 10min.

Dolce, una panadería con impronta familiar

Ubicada en pleno corazón de Santa Lucía y con un marcado rasgo artesanal ofrece facturas, medialunas, tartas, semitas y pan realizados con recetas únicas. Todos los detalles en la nota. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Un accidente de auto y la posterior pérdida de trabajo terminaron despertando el interés por experimentar y crear nuevas recetas para conquistar a las y los santaluceños. La 'Panadería Dolce' surgió hace tres años y de a poco se convirtió en fuente de trabajo e inspiración.

El emprendimiento nació de la mano de la hermana de Ema Fernandez que fue quien lo incentivó a empezar a incursionar en el mundo de las facturas y de las medialunas. "Yo era soldador y de la nada me empezó a interesar todo esto y le metí todas las fichas a lo artesanal" afirmó Ema aDame Noticias

El actual dueño de Dolce y creador de una de las mejores semitas del portal de San Juan recordó que en sus inicios no contaba con las maquinarias para trabajar y hacía todo a bolillo. Gracias a la dedicación y al trabajo llegó a diferenciarse de otras panaderías de la zona y comenzó a crecer poco a poco.

Actualmente Dolce cuenta con recetas únicas con sabores que destacan lo artesanal, en este marco, Ema dijo "como me gusta indagar y experimentar empecé a hacerlo con las facturas hasta que encontré una receta que me salió de la nada, de cambiar y agregar ingredientes". 

Gracias al apoyo y a la ayuda que recibió de parte de su familia la panadería hoy en día ofrece una gran variedad de facturas, medialunas, trenzas, semitas, pan y tartas dulces. En este contexto el dueño contó "mi viejo me enseñó a hacer las semitas" y agregó "mi mamá hace los rosquitos y mi hermana se encarga de los brownies, pastafrolas, bizcochuelos de limón, y todo tipo de tartas dulces".

La panadería ofrece sus productos en su local ubicado en el Barrio Santa Lucía y también trabaja de manera virtual a través de redes sociales. Sí querés conocer más sobre Dolce, podés visitar el Facebook de Ema Fernandez.