Viernes 14.05.2021
Actualizado hace 10min.

China tiene tres clases de vacunas, ¿en qué se diferencian?

Especialistas aclararon que todas son efectivas. Argentina hasta el momento recibió la llamada Sinopharm.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

Actualmente, hay 3 vacunas contra el coronavirus desarrolladas en China que se encuentran disponibles en América Latina y son las de Sinovac, Sinopharm y CanSino. Esta semana las declaraciones del director del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (China CDC), Gao Fu, sobre la baja eficacia de las vacunas desarrolladas en aquel país causaron polémica.

El especialista tuvo que salir a aclarar que hubo un “completo malentendido” y que sus dichos solo buscaban aportar una visión científica para mejorar las vacunas. “Las tasas de protección de todas las vacunas en el mundo son a veces altas y a veces bajas. Cómo mejorar su eficacia es una cuestión que los científicos de todo el mundo deben considerar”, explicó Gao.

Sinopharm

La vacuna BBIBP-CorV fue desarrollada por la Corporación Grupo Farmacéutico Nacional Chino (conocida como Sinopharm) en colaboración con el Instituto de Productos Biológicos de Beijing. Está compuesta por antígenos del virus SARS-CoV-2 inactivado; esto significa, que no provocan la enfermedad pero sí inducen una respuesta inmune en el organismo. el 21 de febrero último el Ministerio de Salud de la Nación autorizó para su uso de emergencia la vacuna, luego de las recomendaciones realizadas por la la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Sanitaria (ANMAT) para ser administrada en personas entre 18 y 59 años. También mayores de 60.

El Gobierno nacional firmó un contrato para adquirir 4 millones de dosis de esta vacuna. Hasta el momento, sólo han arribado al país 2 millones y se han aplicado 1.482.081. Además de la Argentina, la vacuna de Sinopharm está autorizada para su uso de emergencia en 34 países, incluyendo 3 de América latina: Bolivia, Perú y Venezuela.

En cuanto a su eficacia, la vacuna de Sinopharm reduce la probabilidad de enfermedad sintomática en un 79,3% y es cercana al 100% en formas graves, hospitalización y muerte tras la aplicación de 2 dosis. No hay suficiente información para determinar la eficacia con una sola dosis.  

Sinovac


La vacuna CoronaVac fue desarrollada por el laboratorio chino Sinovac Biotech. Es una vacuna de virus inactivado, derivada de la cepa CZ02 de coronavirus. Este virus es cultivado en Células Vero, posteriormente cosechado, inactivado para evitar su replicación, concentrado, purificado y absorbido con hidróxido de aluminio que actúa como un agente adyuvante, el cual estimula la respuesta inmune.

Actualmente esta vacuna está autorizada para su uso de emergencia en 22 países, incluido varios de la región: Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Uruguay y Venezuela. En el caso del estudio realizado en Brasil, los resultados muestran que la vacuna reduce la probabilidad de enfermedad sintomática en un 50,65%. La eficacia frente a los casos sintomáticos de COVID-19 que necesitan tratamiento médico fue del 83,70% y frente a casos graves, hospitalizaciones y muertes fue cercana al 100%. Desde el Instituto de Butantan de Brasil aseguraron también que la CoronaVac protege contra las variantes P.1 (Manaos) y P.2 (Río de Janeiro).

CanSino


La vacuna Covidecia (Ad5-nCoV) fue desarrollada por el Instituto de Biotecnología de Beijing y la empresa farmacéutica CanSino Biologics Inc. y utiliza como vector al adenovirus-5 (Ad5) no replicante el cual porta el gen que codifica para la proteína S del SARS-CoV2. La vacuna induce respuesta inmune, generando anticuerpos neutralizantes específicos contra las proteínas RBD y S, después de 14 días posteriores a la vacunación.

Esta vacuna requiere de una sola dosis y actualmente se encuentra autorizada en 5 países, entre ellos México y Chile.  Los resultados del análisis intermedio del ensayo clínico de fase III (que aún no fueron publicados en una revista científica), mostraron que la vacuna tiene una eficacia general del 68,83 % para la prevención de todas las infecciones sintomáticas de COVID-19, 14 días después de la vacunación y 65,28 % 28 días después de su aplicación. Adicionalmente, la vacuna Ad5-nCoV tiene una eficacia del 95,47 % para la prevención de enfermedad grave 14 días después de la vacunación y 90.07 %, 28 días después de su aplicación.