Sabado 23.01.2021
Actualizado hace 10min.

“Vino Tinta”, un proyecto ecológico made in San Juan

La iniciativa es realizada por cuatro estudiantes sanjuaninas. Busca elaborar tinta a partir del uso del orujo de la uva. Dame Noticias te cuenta todos los detalles.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Pía Cabral, Celina Navas, Alba Páez y Victoria Palma son alumnas de 6° año de la Escuela Industrial Domingo Faustino Sarmiento. Están en la especialidad Química y juntas encaran una novedosa iniciativa. Se trata de “Vino Tinta”, un proyecto que busca la elaboración de una tinta a partir del orujo de la uva, un residuo sólido obtenido del proceso de producción del vino. Dame Noticias dialogó con las estudiantes sobre el tema. 

“La idea del proyecto surge a raíz de que debíamos elegir un tema para realizar nuestro trabajo final de la tecnicatura de química. Al principio no sabíamos exactamente qué hacer pero sí teníamos la base de hacer algo ecológico que ayude a no contaminar el ambiente” cuenta Celina. Después de realizar averiguaciones con sus conocidos a cerca de las posibles problemáticas a tratar, fue su hermana quien las inspiró. “Mi hermana, estudiante de diseño gráfico, me comentó que no solían conseguir fácilmente tintas para tipografía en San Juan”. Eso las motivó a querer hacer una tinta o un colorante a partir de vegetales o frutas y aumentar la disponibilidad de este producto en la provincia.  

La actividad vitivinícola es de las mayores producciones que tiene San Juan y el orujo de la uva es un residuo sólido obtenido del proceso de producción. “No solo estaríamos evitando la contaminación de este desecho, sino que también lo convertiremos en una materia prima de alto valor agregado” explica Victoria.

Pia contó que al proyecto lo vienen trabajando desde principio de año para una investigación escolar. Sin embargo, el mes pasado tuvieron la oportunidad de participar en el programa IDEAS, dependiente del INET, orientado al segundo ciclo de escuelas técnicas de Argentina. Consiste en la presentación de un proyecto tendiente a solucionar problemas o mejorar situaciones de nuestra sociedad. “Aprovechamos esta idea que nos surgió para presentarla en el concurso con el fin de probarnos a nosotras mismas, mejorando y haciendo crecer nuestro proyecto”. 

El equipo está formado principalmente por las cuatro alumnas, quienes cuentan con el asesoramiento y apoyo de los docentes Gabriel Almada y la jefa de departamento de Química, Claudia Prato. “También recibimos el apoyo de otros profesores de la especialidad Química y la especialidad Industrias de Proceso, sin olvidar mencionar a los directivos” explicó Alba. Además recibirán el asesoramiento de BASF, la empresa química Alemana comprometida con la protección ambiental y la responsabilidad social.

En febrero, cuando se empiece a disponer de orujo, comenzarán con la parte práctica, primero en el laboratorio y después aplicando los resultados a nivel industrial en la planta que posee la escuela. 

En un primer momento, la tinta está destinada para ser utilizada en marcadores recargables. Sin embargo las estudiantes buscan que en un futuro se pueda mejorar y llevar a otros campos de aplicación, como lo puede ser el farmacéutico, alimenticio y/o cosmético.