Sabado 28.11.2020
Actualizado hace 10min.

Un médico argentino estudió que la ivermectina elimina el Covid-19

Un biólogo realizó un ensayo donde arrojó que la ivermectina es un medicamento que suprime el virus SarsCoV-2 y es más eficiente si se aplica hasta los primeros 5 días de la enfermedad. Entérate de qué se trata. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Eduardo Spitzer, biólogo y director general del laboratorio ELEA Phoenix, realizó un estudio con ivermectina para comprobar si es útil como medicamento para superar el coronavirus. Y las respuestas del ensayo fueron positivas. 

Spitzer con sentido común, pasión y pedagogía señaló que a esta pandemia global solo se la podrá doblegar si se encara la batalla contra el virus con una batería completa de terapéuticas y vacunas.

El estudio -hecho por científicos argentinos- evaluó el efecto de ivermectina sobre la replicación de SARS-CoV-2 en pacientes con COVID-19, y arrojó que la administración de ivermectina humana a dosis de 0,6 miligramos por kilo de peso (el triple de lo usado habitualmente) produce la eliminación más rápida y profunda del virus cuando se inicia el tratamiento en etapas tempranas de la infección (hasta 5 días desde el inicio de síntomas).

La ivermectina es un producto que se conoce más por su uso veterinario. Lo descubrió el científico japonés Satoshi Omura, quién ganó el Premio Nobel justamente por esa tarea. Se usa en humanos en algunas indicaciones específicas como en la llamada “enfermedad de los ríos”, una parasitosis transmitida por una mosca que produce ceguera; en filariasis, sarna y pediculosis.

Noticia relacionada: Llegarán a San Juan 80mil dosis de ivermectina para uso contra el Covid-19

 

La administración de ivermectina frente a la enfermedad COVID-19 -provocada por el virus SARS COV 2- genera que todo el ciclo de replicación viral -en el organismo y entre las células- sea deficiente. La ivermectina actuará como una especie de barrera de contención que retendrá la expansión del virus.

Según plantearon los investigadores argentinos del estudio que llamaron Evaluación del efecto antiviral del fármaco ivermectina contra SARS-CoV-2 , el primero en su tipo por tener rama control, el perfil de seguridad de la ivermectina es muy bueno. El estudio trabajó con ivermectina para uso humano que tiene un requisito de pureza y seguridad absolutos, muy distinto al de uso veterinario.

El ensayo clínico demostró la respuesta antiviral de la ivermectina en pacientes con COVID-19 en etapas tempranas de la infección y como un preventivo ideal para el personal de salud. El consorcio público-privado que llevó adelante el estudio con ivermectina en la Argentina estuvo liderado por el doctor Alejandro Krolewiecki, del Instituto de Investigaciones de Enfermedades Tropicales de la Sede regional Orán de la Universidad Nacional de Salta (UNSa).

El hallazgo de la actividad antiviral de ivermectina es resultado de un estudio clínico sobre 45 pacientes con enfermedad leve o moderada en distintos centros hospitalarios (dos sedes de CEMIC, Hospital Muñiz y Hospital Alta Cuenca, Cañuelas), entre los cuales a 30 pacientes se les administró ivermectina en altas dosis, al resto no, y se les hicieron mediciones de seguridad del medicamento, cuantificación de virus en secreciones respiratorias y niveles de ivermectina en sangre.

Quedó claro que la ivermectina reúne cada vez más evidencia científica -in vitro primero y ahora con el grupo de los 45 voluntarios- como potencial antiviral para frenar el avance del COVID-19, porque básicamente logra detener la replicación viral.

El diseño, desarrollo y análisis del estudio es una cooperación público-privada conformada por el Centro de Investigación Veterinaria de Tandil (CIVETAN), UNCPBA-CICPBA-CONICET); la Plataforma de Servicios Biotecnológicos-COMTra, Universidad Nacional de Quilmes; el Laboratorio Elea Phoenix S.A. (cofinanció el proyecto); el Instituto de Investigaciones de Enfermedades Tropicales-Univ. Nacional de Salta – CONICET y el Laboratorio de Virología del Hospital Garrahan.