Viernes 07.08.2020
Actualizado hace 10min.

Mendoza: la preocupación de las autoridades por el crecimiento de los casos positivos

En la vecina provincia sigue en aumento la curva de contagios y hay un total de 1.215 personas infectadas. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Mendoza registró este jueves 111 casos positivos de coronavirus, lo que significó otro récord diario desde que comenzaron los registros de la pandemia en la provincia.

La Red de Laboratorios del Ministerio de Salud informó que entre las últimas horas del miércoles y la jornada de este jueves se procesaron 412 determinaciones, de las cuales 301 fueron negativas y el resto positivas. 

El total de 111 nuevos casos positivos se reparte de la siguiente manera: Con nexo por contacto estrecho con positivos de COVID-19: 61 pacientes, entre los cuales hay 34 mujeres y 27 hombres. Todos con nexos familiares y contactos estrechos.

Mendoza cuenta con 1.215 casos positivos confirmados. Son 54 casos importados -gente que ha llegado de otros países-, 971 por contacto estrecho con alguien que vino de otro país o dio positivo de COVID-19 y 190 en investigación epidemiológica.

La provincia tiene 248 personas recuperadas y 32 fallecimientos por COVID-19. 

Uno de los aspectos fundamentales donde el gobierno provincial pone el ojo, es en el transporte público de pasajeros, reiterando que sea utilizado solamente por el personal que realiza actividades esenciales. Hoy, el colectivo está considerado como un foco de contagio debido a que hay circulación comunitaria del virus. 

La directora de Epidemiología, Andrea Falaschi, habló de la situación y dijo: "Hay que mantener el distanciamiento social sobre todo en la gente que viaja en colectivo" y aseguró: "Está costando mantener esa distancia en el colectivo porque generalmente los viajes son de más de 15 minutos, y no hay distancia de 2 metros, y sabemos que no están ventilados más allá de que el colectivo se limpia y se desinfecta".

"En las actividades habilitadas hay que cumplir estrictamente el protocolo", dicen los especialistas. Falaschi sentenció que la misma situación que se da en los colectivos, sucede con las actividades gastronómicas: "Si no se respeta el distanciamiento, se colocan más mesas de las permitidas, los empleados no tienen tapabocas, etc, es un riesgo también".