Miércoles 30.09.2020
Actualizado hace 10min.

Murió Silvio Marzolini, leyenda de Boca y la Selección Argentina

El histórico exdefensor murió a los 79 años. En el Xeneize ganó seis títulos como jugador y uno más en el rol de entrenador. Disputó dos Copas del Mundo con la Selección Argentina. El fútbol nacional, de luto.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Silvio Marzolini murió en la mañana de este viernes a los 79 años tras luchar contra un tumor maligno y contra las consecuencias de un ACV sufrido un año atrás. Se va uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol argentino, leyenda de Boca y con pasado en la Selección Argentina. 

La triste noticia de su partida fue confirmada por su familia, que emitió un comunicado agradeciéndole al mundo del fútbol y, en especial, a Boca, donde jugó durante 12 años, Ferro Carril Oeste, el club de su debut en 1959, y Banfield, donde trabajó como coordinador de inferiores durante diez años, desde 1998.

Considerado el mejor lateral izquierdo del fútbol argentino, Marzolini es, sin dudas, el referente máximo del puesto. Sus 12 años en el Xeneize lo posicionaron como el tercer jugador con más partidos jugados (disputó 408), solo detrás de Roberto Mouzo (426) y Hugo Orlando Gatti (417). En su trayectoria en el Club de La Ribera ganó seis títulos: el campeonato de Primera División en 1962, 1964 y 1965, el Campeonato Nacional en 1969 y 1970 y la primera edición de la Copa Argentina, en 1969. 

Marzolini y la Selección Argentina: 

Fue uno de los máximo símbolos de la celeste y blanca durante la década del 60. Jugó los Mundiales de Chile 1962 e Inglaterra 1966, en el que fue elegido como el mejor lateral izquierdo del certamen. También participó en las eliminatorias para México 1970, en las que Argentina quedó eliminada ante Perú en la Bombonera. 

 

Marzolini como entrenador: 

Como no podía ser de otra manera, su experiencia como DT estuvo ligada a Boca. Asumió en 1981 y dirigió al mítico equipo que tuvo a Diego Maradona como figura y que conquistó el Torneo Metropolitano de ese año. Luego, volvió en 1995, también con el 10 en el plantel, pero esta vez los resultados no se le dieron.