Viernes 03.07.2020
Actualizado hace 10min.

Comenzaron un proyecto gastronómico para sustituir sus actividades suspendidas por la cuarentena

Dos jóvenes estudiantes de Educación Física, la pandemia les impidió recibirse y además los obligó a cambiar sus actividades laborales. Ingresa a la nota y conocé la historia de Agos y Franco. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Con la llegada de la pandemia muchas personas se vieron obligadas a reinventarse en sus actividades cotidianas, Agostina y Franco hablaron con Dame Noticias y contaron cómo les afectó la cuarentena.

“Delicias Dorita surge porque tuve que cerrar la estética y siempre me gustó hacer tortas, tenía moldes de una que había hecho para el cumpleaños de Franco y un día decidimos empezar”, expresó la joven.

Agostina y Franco son una pareja de jóvenes que estudian el profesorado de Educación Física, en estos momentos cursan el último año de la carrera y por la pandemia no han podido realizar las prácticas académicas para recibirse. “Franco tampoco puede trabajar como preparador físico y al cerrar la estética decidimos iniciar este proyecto gastronómico”, contó Agos, quien hace poco inició un emprendimiento de uñas, maquillaje y pestañas que se vio obligada a cerrar sus puertas. Además, agregó: “El objetivo de este emprendimiento es que los sanjuaninos puedan regalar algo bonito, rico y barato”.

Franco y Agostina decidieron llamar a su emprendimiento Delicias Dorita en honor a la abuela de la joven, quien fue un ser muy querido para ambos y una persona que siempre los animó a concretar sus metas, “ella era la que nos apoyaba a crecer todos los días y reinventarnos a pesar de las cosas malas”.

Sobre los productos que ofrecen los jóvenes contaron que hacen bombones de chocolates, tartas, tortas y cosas dulces que son elaborados por ellos, también realizan productos sin tacc para personas celiacas. A la vez, Agostina manifestó que hacen pedidos a domicilios y las personas pueden hacer encargues a través de la cuenta de Instagram @delicias _dorita.

Por último, la joven opinó sobre cómo cree que va a continuar la situación en sus rubros ante la pandemia y  comentó que “es un poco difícil poder seguir, pero de a poco hacemos cursos e intentamos reinventarnos. Ahora estamos vendiendo maquillaje argentino libre de crueldad animal llamado da pop. Seguimos abriendo normal, pero con los protocolos establecidos. Y con este emprendimiento pensamos seguir y trataremos de organizar los horarios de estudio ya que, dependemos económicamente de esos ingresos”, finalizó Agostina.