Viernes 03.07.2020
Actualizado hace 10min.

"Chocolate por la noticia", un divertido emprendimiento de dos amigas

Esta joven empresa nació en tiempos de cuarentena y se trata de elaboración de bombones artesanales. Conocé un poco sobre su historia.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Resulta imposible olvidar su nombre y rápidamente nos deja bien en claro de qué estamos hablando. Chocolate por la noticia es un nuevo emprendimiento desarrollado por dos jóvenes sanjuaninas, quienes a través de la elaboración de chocolate artesanal, encontraron una salida laboral en estos tiempos difíciles.

“Durante la cuarentena experimenté con mi lado culinario. Era algo que no conocía y a medida que fui probando nuevas recetas de chocolate me di cuenta que era algo que me apasionaba y que tenía el visto bueno de mis comensales”, comienza diciendo Elina Garay cofundadora del proyecto.

Su socia, Ángeles Marun agregó que al probar la nueva receta no dudó un segundo en proponer el negocio. “El producto era muy bueno y rápidamente nos pusimos de acuerdo en que hora de darlo a conocer al mundo. Recuerdo los primeros días con nuestras casas todas revolucionadas, porque al estar en aislamiento, estuvimos obligadas a acondicionar nuestros hogares para desarrollar la actividad”.

Sobre el curioso nombre, ambas coincidieron en que fue la mejor opción ya que, según ellas afirman “sonaba gracioso y además es un nombre muy fácil de recordar”.

En cuanto a las variedades, destacan que el bombón inicial que desarrollaron es casualmente el más solicitado: “El que más nos pide la gente es el Revolucionario (elaborado con chocolate con leche, chocolate blanco y mantequilla de maní) y eso nos hace muy felices porque fue el que nos dio el impulso de comenzar este negocio”, comentó Elina.

Su amistad surgió al conocerse cuando trabajaban para una reconocida empresa de turismo, coordinando viajes a  Disney. “Siempre fuimos medio dinamitas, por lo que era lógico que nos lleváramos bien”, dice Ángeles, quien también comentó que “en este negocio nuevo tanta energía positiva influye muchísimo en el producto final y eso nos encanta. Además, nos dividimos muy bien las tareas y nos ayudamos siempre una a otra”.