Martes 07.07.2020
Actualizado hace 10min.

Bernabé libros leídos, un proyecto con historia familiar que perdura en el tiempo

A pesar de la lectura digital, la conexión de las personas con un libro permite que la lectura sea un proceso distinto entre el lector y el libro. Dame Noticias habló con una familia que cuenta historias a través de libros usados. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Cristina, Aldo y Marcos son una familia que no se dieron por vencidos y renovaron el espíritu de la lectura. Hace unos meses decidieron comenzar el proyecto Bernabé Libros Leídos, que tiene una historia familiar de años porque Aldo Berbnabé, fue quien junto a unos amigos comenzó hace más de 30 años a vender libros y revistas de contenido religioso en la puerta de una parroquía.

Con el paso del tiempo y por distintas circunstancias no pudieron seguir con la venta: "Al principio los libros que vendiamos eran a concesión, pero nos expandimos por el interés de la gente y comenzamos a traer libros de distribuidoras de distintas partes del país. Con la crisis económica del 2001 y la devaluacion del peso fue difícil seguir porque los precios eran inalcanzables ya que, la mayoría de los libros eran importados", recordó Aldo a Dame Noticias. 

Sin embargo, la inquietud por los libros siempre siguió presente en la familia y tal como cuenta Marcos, hijo de Aldo, en su casa siempre hubo libros entre ellos ejemplares usados. "Cada vez ue íbamos de vacaciones mi padre regresaba con varios libros", expresó Marcos, quien también junto a Cristina forman parte de este emprendimiento. Respecto al nombre Bernabé Libros Leídos, Marcos expresa que tiene una tradición familiar porque su padre, su abuelo y él tienen ese nombre. 

Asimismo, Aldo manifestó que como respuesta a la necesidad de seguir vendiendo libros y por la demanda de algunos lectores decidieron empezar este nuevo proyecto, pero renovado con libros usados. "La ventaja de los usados es que se puede acceder a títulos que ya no están en el mercado o ediciones especiales que se produjeron y en la actualidad no están disponibles. Y la desventaja es que no hay un stock la mayoría son personalizados y los conseguimos en librerias San Juan que hay pocos, pero traemos de Mendoza, Córdoba y Buenos Aires", expresó Aldo. 

La familia sostiene que el objetivo principal es proporcionar una buena lectura a las personas que por su trayectoria en el rubro pueden aconsejar las lecturas debido a que a lo largo de los años han adquirido conocimiento en autores, "eso nos permite aconsejar el material para chicos, jóvenes y adultos siempre apuntamos a que las personas puedan crecer a partir de la lectura". 

Por último, Cristina agrega que como meta del emprendimiento buscan despertar el interés en leer: "En la situación actual no tenemos la excusa de negarnos a la lectura. También preservamos el sentimiento porque es un libro leído que trae una historia detrás y tratamos de cuidarlo, por eso se caracteriza por una presentación vintage". Además, Cristina reconoció que la entrega es personalizada y la publicidad en las redes hace que sea un público joven en su mayoría quienes conocen su emprendimiento, sin embargo apuntan  a ampliar ese público de lectores. 

Para saber sobre sus ventas puedes contactarlos a través de de Facebook como Bernabé Libros Leidos y en Instagram, como @bernabelibrosleidos.