Sabado 30.05.2020
Actualizado hace 10min.

Desde Buenos Aires trasladaron a la elefante Mara a Brasil

Recorrió casi 3000 kilómetros desde el Ecoparque porteño. Apenas salió de la caja, jugó con agua y se tiró tierra. Mientras el mundo está confinado, ella por fin es libre.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

El traslado de la elefanta Mara tuvo en vilo a dos países y, finalmente, se concretó. Llegó este miércoles al mediodía al Santuario de Elefantes de Brasil, ubicado en Chapadas Dos Guimarães, en perfecto estado de salud y manifestando buen ánimo.

Mientras sus cuidadores y todas las personas que seguían minuto a minuto su viaje en las redes sociales lloraban de emoción, la recién llegada se puso a jugar con agua y tierra en el que será su nuevo hogar.

Si algo logró Mara en sus más de 50 años de vida fue superar las adversidades. Primero, lo hizo al salir del Circo de Rodas, donde fue maltratada por casi 25 años; luego, pudo ponerle fin al encierro del zoológico. Tras su nacimiento en India, recorrió Alemania, Montevideo y Buenos Aires, pero siempre estuvo en cautiverio. Ahora, mientras el mundo está encerrado, ella por fin es libre y vivirá junto a otros ejemplares de su especie.

Ahora la elefanta deberá cumplir con un proceso de adaptación que estará a cargo del personal técnico del santuario. En el mismo se la relacionará con su nuevo ambiente, dieta y manejo en general. Se extenderá el tiempo que ella necesite para lograr tomar este hábitat como propio.

“Estamos todos muy emocionados y conmovidos con el todo lo que significó el traslado de Mara. Es un animal muy querido, carismático y emblemático para los vecinos. Que pueda vivir el resto de su vida en ambiente natural es un mensaje y una lección para entender cuál es la relación que tenemos que tener con la naturaleza”, reflexionó Eduardo Macchiavelli, secretario de Ambiente de la Ciudad.