Jueves 14.11.2019
Actualizado hace 10min.

Brixton Burger: Los inventores de la hamburguesa perfecta

Tres socios apuestan a la hamburguesa gastronómica en San Juan, con ingredientes totalmente frescos y de elaboración propia.

 
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cuando uno entra a Brixton Burger, el primero en darte una bienvenida es el aroma a pan recién horneado. Le sigue un cálido ambiente londinense, con música y luces acordes que invitan a quedarse y probar alguna de las atractivas hamburguesas que componen la variada carta.

Sus soñadores, Luciano Gerlo (35), Adrián Richarte (32) y Juan Manuel Salvalaggio (33), pensaron este proyecto a partir de la experiencia del primero de ellos como maestro pizzero en bares de España, Italia e Inglaterra por más de diez años. “La idea se gestó desde la creación de un producto cuyo resultado nos dejó encantados: merecía ser la vedette, no hacerlo parte más de un menú”, cuenta orgulloso Adrián. Agrega que el enfoque se centró en generar una hamburguesa de excelsa calidad: “Las cadenas tienen buenos productos, pero sentimos que no había en el mercado alguna de autor, con impronta personal y que combinara la rapidez de lo comercial”. 

“Fue un desafío presentarlo como hamburguesería porque San Juan es un poco tradicional y cuesta un nuevo emprendimiento”, advierte. Sin embargo, las ansias de invertir en sus propios sueños pudieron más y comenzaron un proceso arduo pero emocionante, que incluía pensar desde el tipo de cerveza hasta el público al cual querían apuntar. Luego de un incesante trabajo por más de un año, incluido el traspié de la suba estrepitosa del dólar en 2018, finalmente Brixton Burger abrió sus puertas el 24 de agosto de 2019.

Si bien la comida y la cerveza artesanal son los protagonistas del lugar, también se ocuparon de los detalles espaciales, incluida la calidez de los empleados que atienden de forma personalizada los deseos de cada cliente. “Quisimos brindar un espacio que una a las personas. Por ello, hicimos mesas grandes y ambientes escalonados que permitan el diálogo mientras se disfruta de buena comida y cerveza”, explica Adrián. Brixton tiene un vasto horario de atención al público, de martes a jueves, desde las 19 y hasta la madrugada, y los fines de semana incluso hasta las 6 am, ya que muchos noctámbulos desean comer algo a la salida de los boliches.

El profesionalismo invertido para la elaboración de productos de alta calidad no fue en vano. El bebé comercial de estos chicos parece convertirse en un eminente éxito: a un mes y medio de su apertura, ya cuentan con 150 personas promedio por fin de semana. Sus clientes eligen los combos que incluyen pintas de cerveza Peñón del Águila, de origen cordobés, y hasta happy hour durante las tardes y las madrugadas.

Sin embargo, el planteo de buscar la satisfacción del consumidor es permanente. “En breve lanzaremos la carta móvil, en la que cualquier producto del menú pueda ser a gusto de la persona", augura.

Finalmente, en su calidad de emprendedores natos, Adrián aconseja a quienes quieran animarse a crear sus propios proyectos: “Si uno quiere emprender, no hay excusas. La economía no ayuda, pero no hay dinero ni obstáculos que te impidan hacerlo. Hay que meterle igual”.