Martes 12.11.2019
Actualizado hace 10min.

Tres hermanos revolucionan el mercado agrícola en San Juan

Pablo, Matías y Federico Archilla desarrollan humus de lombriz y materia orgánica líquidos con el objeto de brindar un servicio diferencial en Cuyo y tranformar el paradigma de la producción agrícola.

 
Matias y Pablo Archilla
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Los hermanos sean unidos” propone el Martín Fierro a sus hijos como un símbolo del ideario nacional. Los tres varones Archilla tomaron suyo este consejo y decidieron unir esfuerzos y ahorros para revolucionar el mercado agrario en la zona.

Fundaron, así, “Agrícola Orgánica Tres hermanos S.R.L.”, una empresa dedicada a la producción de humus líquido de lombriz y materia orgánica líquida, fertilizantes naturales que pueden aplicarse por goteo, manto y aspersión.

La idea surgió desde el trabajo final de grado de Matías, Ingeniero Industrial, y ese proyecto se mantuvo en vilo durante siete años. Ante el anhelo de volver a apostar a su tierra natal, luego de trabajar en Tierra del Fuego, pensaron que era el momento oportuno. Inicialmente, comenzaron  haciendo humus sólido, pero las necesidades mercantiles fueron derivando en el producto actual, dado que el anterior no se efectivizaba por los costos de transporte y de aplicación.

A diferencia de las soluciones químicas tradicionales, estos nuevos fertilizantes aportan un gran contenido de materia orgánica y ácidos húmicos y fúlvicos, que solubilizan todo tipo de nutrientes. Se agrega a los cultivos nitrógeno inorgánico, la urea por ejemplo, y dichos ácidos se combinan químicamente para convertirse, de esta manera, en algo orgánico asimilable por la planta casi de manera inmediata, ya que están compuestos de un buen contenido de macronutrientes como fósforo y potasio. “Así, no se pierde tanto nitrógeno en la tierra. Si antes se aplicaba 20 kilos de urea, con este producto se necesitan sólo 8 o 10, dependiendo de cómo esté la plantación”, explica Matías.

La empresa ha conseguido el interés de agrícolas a gran escala en Mendoza, San Luis, Catamarca, Entre Ríos y Buenos Aires, que aplican estos productos a cultivos como nogales, uva, cebolla, ajo, choclo, manzana, olivo, arándanos y cítricos de exportación. Su preferencia se debe a los beneficios que revisten en su fácil distribución por el estado líquido y, además, porque los costos de transporte y logística son considerablemente inferiores.

“Nos destacamos porque brindamos un servicio diferencial a nuestros clientes, ante la oportunidad de hacer un seguimiento permanente y entrega inmediata de los insumos. Damos la posibilidad a los productores de comprar el producto a granel, deduciendo así el costo de transporte, de packaging y de etiquetado.”, agrega Pablo.

 “Estamos en campaña de concientizar a los productores tradicionales que utilizan soluciones de síntesis química para que se animen a probar fertilizantes orgánicos por los numerosos beneficios que suponen tanto en su plano económico como en la calidad final del cultivo.”, augura.

Asimismo, en las proyecciones futuras a corto plazo, están estudiando las políticas para lograr convertirse en exportadores, inicialmente en Chile.