Lunes 14.10.2019
Actualizado hace 10min.

Florencia Millón, pasión y calidad en la elaboración de merchandising para propia marca con objetos en resina rígida o flexible

Conocé esta apasionante historia emprendedora sanjuanina del mundo del diseño de una gran variedad de piezas de merchandising.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Si estás pensando en algún objeto que te represente a vos o a tu empresa o institución, en poder hacer el merchandising de tu propia marca con objetos en resina rígida o flexible, en San Juan podés encontrar una persona dedicada de lleno a este tipo de trabajos, realizados con mucha pasión y gran calidad. Se trata de Florencia Millón, una diseñadora local dedicada  a la realización de todo tipo de objetos en resina rígida y flexible, desde calcomanías resinadas, imanes, pines, llaveros, medallas y plaquetas de resina para reconocimientos de diferentes instituciones, empresas y clubes, hasta objetos decorativos, accersorios de moda femenina pintados a mano y con diferentes imágenes.

"Es un emprendimiento personal que empezó como un hobby y que fue mutando (de acuerdo a mi deseo interno y a la demanda externa) que llevó a que se convirtiera en un medio de vida y en algo que disfruto mucho hacer. El color es una de las características principales de mis diseños. Pero también realizo encargos puntuales para diseñadores que traen sus propuestas. Por ejemplo participé en parte de la creación del merchandising de las dos últimas fiestas del sol diseñadas e ilustradas por el equipo de Diseño de 10", cuenta Florencia Millón sobre sus  primeros pasos.

Siempre hay algún motivo que nos impulsa a encender el fuego del emprendedurismo, y en el caso de Florencia, hay que remontarse a su infancia, donde encontramos una de sus grandes inspiraciones "Mis inicios están muy inspirados en mi abuela que tenía un taller de tejidos y de costura, tipo boutique adelante de su casa y atrás toda la fábrica y realmente me encantaba estar en su taller. Aprendí mucho de ella y esta pasión la herede de mi abuela materna y hoy tengo un taller gracias a ese ejemplo", recuerda.

"En mis inicios realizaba artesanías en metal y buscando la manera de dar color a mis diseños me topé con la resina. Después de un período de experimentación con el material llegué al primer producto que me permitió ver que podía vivir de ésto. Se trata de anillos de aluminio pintados a mano con resina ( resultó ser una propuesta interesante, novedosa , colorida y accesible a cualquier bolsillo)", agrega Millón respecto a sus primeros pasos en este rubro.

En el repaso del comienzo en este mundo emprendedor, Florencia recuerda aquellos errores o falencias que la fueron marcando y que la llevaron a tomar un aprendizaje para crecer "Trato de ver los errores, las equivocaciones, los accidentes y las fallas como una oportunidad para crear cosas nuevas y aprender. Como por ejemplo, hace un tiempo hice grandes objetos, reciclando el desecho de 16 años de mi laburo, armando bloques geométricos, clasificando por color el descarte de toda mi vida laboral", sostiene.

Por último, la diseñadora cuenta como imagina su futuro cercano y sus sueños a mediano y largo plazo para continuar avanzando en este apasionante mundo "En este momento estamos ampliando el taller que compartimos con mi pareja (Eric Nobre) que es artista y orfebre (y me tiene toda la paciencia del mundo con mi desorden, acumulación e invasión de mis objetos en su “orden cartesiano”), tener un espacio más grande nos permitirá organizar el trabajo de una manera más eficiente. En el mediano plazo esperamos ampliar la producción y eventualmente trabajar con más gente, creando nuevas fuentes de trabajo. A la larga esperamos formar un buen equipo de trabajo para poder crecer progresivamente", cierra Florencia Millón.