Jueves 19.09.2019
Actualizado hace 10min.

Al menos 5 muertos en Bahamas por el paso del huracán Dorian

"Estamos en medio de una tragedia histórica", aseguró el primer ministro Hubert Minnis. El fenòmeno bajò a categorìa 3.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El huracán Dorian bajó a categoría 3 (una escala de 5) y continúa probocando una “devastación sin precedentes” en las Bahamas permanece casi estático sobre la isla.

Permaneció un día sobre el noroeste de Bahamas en su avance, provocando inundaciones en las islas de Ábaco y Gran Bahama, con paredes de agua que alcanzaron el segundo piso de los edificios, atrapando a la gente en los áticos y anegando el aeropuerto de Gran Bahama en 1,8 metros de agua. Al menos cinco personas murieron y la Guardia Costera de Estados Unidos trasladó a 21 heridos por aire a la capital, dijeron las autoridades bahameñas.

Estamos en medio de una tragedia histórica“, declaró el primer ministro Hubert Minnis, quien señaló que los decesos fueron reportados en las Islas Ábaco. Dijo que la devastación “no tiene precedentes y es extensa”.

Sus vientos se debilitaron ligeramente a 193 kilómetros por hora, con rachas más fuertes, desde los 209 km/h del lunes en la noche.

El huracán estaba a unos 160 kilómetros al este de West Palm Beach, Florida, y según la previsión del Centro Nacional de Huracanes, se espera que se mueva “peligrosamente cerca” de la costa este del estado entre el martes en la noche y el miércoles en la noche. Luego avanzará en dirección norte a la costa de Georgia y de Carolina del Sur el miércoles en la noche o el jueves.

Casas destruidas, postes caídos, playas llenas de piedras, árboles arrancados y botes dados vuelta sobre la calle se pueden ver en cada rincón de las Islas Ábaco en las Bahamas.

Las autoridades de Bahamas señalaron que recibieron un “tremendo” número de llamadas de personas dentro de casas inundadas. Una estación de radio recibió más de 2.000 mensajes solicitando ayuda, incluyendo reportes de un bebé de cinco meses de edad sobre un techo y de una abuela y seis nietos que abrieron un hoyo en su techo para escapar de la crecida.

Al menos 61.000 personas afectadas por el huracán tendrían necesidad de ayuda alimentaria, indicó la ONU, que espera luz verde del gobierno para efectuar una evaluación en el terreno.