Sabado 19.10.2019
Actualizado hace 10min.

Fernández dijo que será "muy difícil" bajar la inflación porque el Gobierno de Macri deja "tierra arrasada"

El candidato del Frente de Todos pasó dos días en Mendoza para apoyar la candidatura a gobernadora de Anabel Fernández Sagasti.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Camino a las elecciones presidenciales de octubre, Alberto Fernández, candidato del Frente de Todos, se despidió de Mendoza con un doble mensaje: la necesidad de elegir a un "nuevo administrador" del país, para que " todos vivan mejor", y de apoyar a la postulante local a la gobernación, la senadora kirchnerista Anabel Fernández Sagasti, para poder "reimpulsar las economías regionales".

También volvió sobre el tema que más preocupa a los argentinos: la inflación. "Macri ha destruido la economía, va a ser muy difícil bajar la inflación. Yo estaría muy contento si al final del cuarto año terminamos con un dígito de inflación, pero sé que va a costar mucho", expresó Fernández, en San Rafael, en su segundo día de visita a la tierra cuyana.

Lo dijo luego de reunirse con bodegueros, productores, empresarios de los diferentes sectores y entidades intermedias.

Así, en tono electoral y con el objetivo de ayudar a dar la sorpresa en los comicios provinciales del 29 de septiembre, tras un ajustado triunfo del radicalismo en las PASO locales del 9 de junio, el aspirante a suceder a Mauricio Macri se entusiasmó con "una nueva Argentina, en la que finalmente se encienda la economía".

"No vengo a fundar otro país. Vengo a administrar del mejor modo los recursos de los argentinos, para que vivan mejor. Vengo a terminar con el tiempo de los personalismos", añadió Fernández, acompañado por Fernández Sagasti, su compañero de fórmula Jorge Tanús y el intendente sanrafaelino, Emir Félix, quien buscará la reelección el 1° de septiembre, tras adelantar los comicios comunales junto con otras tres municipalidades justicialistas.

El candidato del Frente de Todos se refirió a la compleja situación que vive la vitivinicultura, industria madre de la región.

"Sé lo que significa la vitivinicultura para Mendoza. Es imperdonable el desprecio que tiene el gobierno nacional para este tipo de producción. Hay que generar condiciones de producción en las regiones para que puedan desarrollarse", apuntó el exjefe de Gabinete kirchnerista, quien volvió a respaldar la candidatura de la dirigente de La Cámpora para seducir al electorado.

Enfrentará al candidato del gobernador Alfredo Cornejo: el intendente de la ciudad capital, Rodolfo Suárez, quien se muestra cada vez más crítico de las medidas económicas tomadas por el macrismo. De hecho, el propio Cornejo, titular de la UCR nacional, aparece más alejado de la mesa chica de Juntos por el Cambio.

En este escenario, Fernández hizo hincapié en la importancia de "asociarse" con los empresarios para brindar condiciones necesarias para generar más empleo, uno de los puntos débiles de la actual gestión.

"Tenemos que cambiar la cabeza. Si queremos que cambie la Argentina, debemos cambiar la estructura económica del país. Quisiera que a partir del 10 de diciembre no haya un presidente, sino un presidente con 24 gobernadores que gobiernen", indicó.

En tanto, la candidata kirchnerista se mostró entusiasmada en recuperar la producción local. "Estamos trabajando seriamente para introducir nuestros productos al mercado externo y lograr que la estructura de costos pueda equilibrarse", explicó.

Por último, Alberto Fernández reforzó su idea de "terminar con la grieta" para "reconstruir el desastre que han hecho" desde 2015. "No tengo interés en mirar para atrás, en buscar culpables, no voy a recibir una herencia, sino la conducción de mi patria", aclaró.

Por eso, también habló de un nuevo país, que no lo tendrá como "cazador de brujas ni perseguidor".

"Espero que tengamos una mejor Justicia, independiente de la presión mediática y la política", remató.