Martes 12.11.2019
Actualizado hace 10min.

Independiente sufrió pero logró una importante victoria en casa

El Rojo derrotó por 2-1 a Belgrano de Córdoba. El equipo de Holan consiguió su tercer triunfo en fila y se prendió en la lucha y en la persecución a Racing.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Pasó de todo en Avellaneda, desde el encendido de los grifos para regar el césped después del temporal del sábado hasta un nuevo penal fallado por Emmanuel Gigliotti, justo en el día del clásico Boca - River por Copa Libertadores. En el medio, dos expulsados, otro tiro desde los 12 pasos desperdiciado por el Rojo y la obtención del tercer triunfo al hilo para quedar cerca de Racing en la tabla. Todo, en 90 minutos. Y sí: fue victoria 2-1 para Independiente ante Belgrano, por la fecha 12 de la Superliga Argentina. Lo ganó a duras penal...

La apertura del marcador llegó a los 31 minutos del primer tiempo: Leonardo Sequeira puso arriba al Pirata con un penal bien pateado a la izquierda de Campaña (previa falta de Brítez a Luna) y sorprendió a más de uno. ¿Por qué? Porque hasta ese momento, el local había tenido las más claras (dos cabezazos de Gigliotti y otro de Brítez).

Pero claro: el Rojo no estaba dispuesto a rendirse tan pronto y antes del cierre de la etapa inicial logró empatar el duelo con una definición forzada de Brítez tras una serie de rebotes, a la salida de un tiro de esquina.

Ojo, antes de eso, ambos equipos ya jugaban con 10 hombres porque Quiroga y Meza se fueron expulsados por el árbitro Delfino en cinco minutos (el primero por una supuesta infracción a Hernández y Maxi por exceso verbal).

Así, el complemento encontró algo menos de intensidad en los minutos iniciales respecto a la primera parte. Y el marcador se sacudió recién a los 16, cuando Braian Romero apareció por detrás de la defensa del Pirata (en fuera de juego) para sellar el resultado tras una asistencia de Bustos. ¿Sellar el resultado? Sí, porque luego de eso no hubo más fineza para capitalizar las oportunidades.

En efecto, a los 27 minutos del segundo tiempo, Silvio Romero se hizo cargo del primer penal que le cobraron al Rojo en el partido pero falló: su disparo al medio del arco fue detenido por Rigamonti (tuvo una bueba actuación) y la chance de empezar a cerrar el duelo comenzaba a distorsionarse. Encima, en la jugada siguiente, el Chino clavó un bombazo en el travesaño. Y no tuvo revancha.

Luego, Miguel Martínez le pegó un patadón en el rostro a Guillermo Burdisso y Delfino volvió a señalar el punto penal. El que agarró la pelota fue Emmanuel Gigliotti, pero una vez más volvió a desperdiciar un tiro desde los 12 pasos. Sí: justo el día en el que se juega Boca - River, por Copa Libertadores.

El disparo del Puma se estrelló en uno de los postes (el derecho) y la pelota salió hacia adelante, en diagonal a su posición. Y ahí, la posibilidad de cerrar el encuentro terminó por diluirse del todo.

Con algo de ganas y con muy poco tiempo, Belgrano fue por la heroica y llegó a inquietar a Campaña, pero no lo suficiente para arrancarle un punto al ahora escolta de Racing (con 22 puntos, quedó a cuatro del líder de la Superliga).

Así, a duras penal, el equipo de Holan consiguió su tercer triunfo en fila y se prendió en la lucha y en la persecución a la Academia (juega con Gimnasia LP).

FUENTE: Olé