Martes 12.11.2019
Actualizado hace 10min.

Conocé qué se dijeron Macri e Infantino

El presidente de la Nación charló con la máxima autoridad de la FIFA. El tema principal fue el posible Mundial de 2030 en tierras argentinas.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Es Macri quien toma la palabra y hace las veces de anfitrión frente a las cámaras. Presenta a sus laderos (Cartes a su derecha y Vázquez a su izquierda) y anuncia formalmente la candidatura tripartita que lanzarán Argentina, Uruguay y Paraguay de cara a la Copa del Mundo que se celebrará dentro de 13 años.

Bastaron 80 segundos. Tabaré Vázquez reconoció que los uruguayos, hace tiempo, barajaban la idea de ser organizadores de la cita mundialista en su año de centenario (la Copa de 1930 fue en su territorio). Y admitió que "solos no lo podíamos hacer". Y le bastaron 40 segundos para llegar a un acuerdo con Mauricio Macri, durante un cónclave que se dio entre ambos por una cuestión ajena a este tema.

Y Macri también subrayó que "a Uruguay le pareció bueno que se incorporara Paraguay". Por eso también reveló que en otros 40 segundos, los gobernantes de los tres países arribaron a un acuerdo para la postulación. Seguramente existirán otros competidores, pero confían en que la Federación Internacional del Fútbol Asociado dará el brazo a torcer por tratarse de una fecha histórica que puede atraer.

"Si se hizo hace 100 años en el Río de la Plata, ¿cuánto más complicado puede ser ahora?", se preguntó Vázquez ante los micrófonos. Lo cierto es que la infraestructura actual no permitiría la realización de un evento de tanta relevancia y excelencia para el mundo del deporte como lo es un Mundial de Fútbol.

Por eso, en caso de ser aprobada la candidatura, se pondrán manos a la obra para que todo quede encaminado en 2024, dos años después del Mundial que se desarrollará en Qatar y dos años antes del que puede llegar a disputarse en Norteamérica. El representante argentino dentro del comité organizador tiene nombre y apellido: Fernando Martín. Compartiría tareas con colegas de Uruguay y Paraguay.

"Infantino no habló de la candidatura, pero se abren las puertas con su visita". La destacada visita del máximo directivo de la FIFA no fue tomada con oportunismo por los dirigentes locales. Saben que tendrán un trabajo a mediano y largo plazo para convencer a las autoridades de que Sudamérica es territorio fértil para depositar otra vez su confianza, como sucedió en Brasil hace tres años.

Y mientras se habla de que competirán 48 selecciones en 12 estadios distintos, las tres partes tienen claro cómo se dividirán las sedes: a Uruguay y Paraguay le corresponderán dos o tres y Argentina será anfitrión de entre seis y ocho. Cabe recordar que la capacidad mínima de los estadios debe ser 40.000 y que la cancha de la final tiene que tener espacio para 80.000 espectadores.

Ninguno de los tres presidentes quiso aventurarse a declarar en dónde se realizarían los encuentros correspondientes a la inauguración y la final, pero por lo bajo, Argentina ya tiene un plan: que Uruguay y Paraguay presenten sedes en los dos cotejos por las semifinales y que el definitorio se lleve a cabo en suelo nacional. Para eso, el estadio Monumental o algún otro tendrá que modificar su capacidad.

¿QUÉ ALMORZARON?
Macri, Infantino y compañía degustaron un lomo macerado, que fue el plato principal. El primero había sido una ensalada con camarones y palta. Y también hubo postre: el italiano probó el dulce de leche nacional envuelto en un panqueque.

LA CONFUSIÓN DE TABARÉ VÁZQUEZ
La periodista de Telemundo (Uruguay) Andrea Tabárez tuvo el derecho a realizar una pregunta durante la conferencia. Se dirigió al presidente rioplatense, que antes de responder contó una infidencia errónea. Apuntó que la cronista era familiar del Óscar Washington Tabárez, entrenador de la selección celeste, pero la confundió con Tania Tabárez, que es hija del Maestro.

FUENTE: Infobae Deportes